Abordar deficiencias en el desarrollo del carácter

48

Hablemos de lo que se puede hacer cuando nos damos cuenta que hemos permitido ciertos rasgos de carácter negativo lleguen a estar establecidos en nuestras vidas. Si tenemos defectos en nuestro sistema de creencias (y todos los tenemos), algunas de nuestras convicciones y valores serán erróneos, dando como resultado brechas o fracasos en el curso de nuestro desarrollo personal. Ninguno de nosotros “recibe” problemas de carácter de otra persona o de otra cosa fuera de nosotros mismos. Proceden de nuestro interior, de nuestro corazón, o mente subconsciente.

Cuando hayas identificado fallos de carácter en su vida, debe comenzar inmediatamente a corregirlos. Para identificar la fuente de un fallo de carácter, necesita descubrir donde se produjo el defecto en el proceso de su desarrollo. Por lo general, esto significa reconstruir áreas de su filosofía, sustituyendo sus creencias y convicciones erróneas por otras salidas.

Idealmente, los defectos que aparecen durante el proceso del desarrollo de carácter del individuo deberían ser corregidos amorosamente pero con firmeza por parte de sus padres o abuelos, o quizás maestros u otras personas adultas y maduras en su comunidad. Si no se abordan esos defectos, se agrandarán en la vida de la persona, y puede que finalmente se manifiesten como un masivo desastre de carácter. Cuando antes aprenda la persona a desarrollar intencionalmente fuertes valores, normas morales y disciplina, mejor, por causa de sí mismo y para beneficio de la sociedad.

Si una persona tuviera poder absoluto, podría utilizarlo para ser una bendición para otras personas. Algunos líderes que han tenido un gran poder lo han utilizado con ese propósito. El poder no es un problema a menos que sea utilizado por alguien que carece de carácter. Poder, autoridad, posición, dinero, influencia y similares han de ser herramientas que capaciten al líder para lograr un propósito noble, y no para actos de egoísmo y deshonor.

Dr. Myles Munroe      

Deja tus comentarios