Acción positiva: El otro factor clave para lo que ocurre en usted

92

Usted no podrá ganar la batalla interna contra el fracaso sin la actitud positiva que provee el contentamiento. Pero si piensa positivamente y no hace nada, no va a poder transformar sus fracasos en victorias. Debe agregar acción positiva a una actitud positiva.

Algunas personas se hacen de problemas porque centran su atención en cosas que no pueden controlar. Fred Smith, experto en liderazgo, dice que la clave para una acción positiva es saber cuál es la diferencia entre un problema y un hecho de la vida. Un problema es algo que puede resolverse. Un hecho de la vida es algo que debe aceptarse. Por ejemplo, para Greg Horn, la inundación fue un hecho de la vida. Él no perdió su tiempo preguntándose qué habría pasado si su tienda hubiera estado ubicada en cualquiera otra parte (ninguna otra tienda de comestibles resultó inundada). No tener seguro contra inundaciones fue un hecho. La realidad fue que durante varios días no pudo entrar a su tienda. Pero Greg se concentró en el problema que podía resolver, tal como la forma de conseguir dinero para hacer las reparaciones y comprar nueva mercadería, cómo limpiar la basura fuera del edificio y cómo reabrir el negocio lo más pronto posible. Puso su atención en lo que podía hacer, manteniéndose todo lo positivo que pudo y aplicando una acción positiva.

Un estado mental

El fracaso es algo interno. Igual ocurre con el éxito. Si usted quiere triunfar, primero tiene que ganar la guerra en su mente. No puede dejar que el fracaso externo se meta dentro de usted. Es cierto que no se puede controlar la longitud de la vida, pero si se puede controlar su amplitud y profundidad. Usted no puede controlar el contorno de su rostro, pero puede controlar su expresión. Usted no puede controlar el tiempo, pero puede controlar la atmósfera de su mente. ¿Por qué preocuparse de cosas que no puede cambiar cuando puede mantenerse controlando las cosas que dependen de usted?

Leí un artículo que resalta la fuerza, el valor y la capacidad de ajustarse a las circunstancias de los noruegos. Algunos de los más duros exploradores en la historia han salido de Noruega (incluyendo a Roald Amundsen, de quien escribí algo  en Las 21 leyes irrefutables de liderazgo). No importa lo inclemente del tiempo o lo difícil de las circunstancias; ellos siempre parecen perseverar.

John C. Maxwell

Deja tus comentarios