¿Cómo aconsejar a una familia cristiana que debe relacionarse con un pariente que abiertamente dice ser homosexual? 1ra parte

210

Qué expresa la Escritura? I Co 5:9-11. “Os he escrito por carta, que no os envolváis con los fornicarios: 10 No absolutamente con los fornicarios de este mundo, ó con los avaros, ó con los ladrones, ó con los idólatras; pues en tal caso os sería menester salir del mundo. 11 Mas ahora os he escrito, que no os envolváis, es á saber, que si alguno llamándose hermano fuere fornicario, ó avaro, ó idólatra, ó maldiciente, ó borracho, ó ladrón, con el tal ni aun comáis.”

Es este miembro de la familia un Cristiano profesante o un asociado a la iglesia local?  Si lo es, entonces se debe aplicar el proceso de Mateo 18 (o si es algo que se descubre escandalosamente debe aplicarse el proceso de I Co 5 y si la persona sigue sin arrepentimiento “debe ser tenido por gentil y publicano”

Que modeló Cristo que debemos hacer con los gentiles y los publicanos?  Luc 15:1-2 “Se acercaban a él todos los publicanos y pecadores para oírle, 2 y los fariseos y los escribas murmuraban diciendo: Este recibe a los pecadores y come con ellos.”

Que se decía de Cristo sobre su relación con los publicanos y los pecadores? Lk 7:34 “Ha venido el Hijo del Hombre que come y bebe, y decís: “¡He allí un hombre comilón y bebedor de vino, amigo de publicanos y de pecadores!”

Qué dice la Escritura sobre la forma de corregir el pecado? Prov 16:6 “Con misericordia y verdad se expía la falta, y con el temor de Jehovah uno se aparta del mal.”

Mi respuesta es entonces, trátese al homosexual de la misma manera que tratamos a nuestros familiares avaros, idolatras, fornicarios, idolatras, borrachos, maldicientes o ladrones.  Con misericordia y verdad “por si quizá Dios les conceda el arrepentimiento”

Pastor Edwin  Gonzales

Esto es una cuestión muy delicada.   Para solucionarlo es importante observar cómo nuestro Padre celestial trata al homosexual.   Esto implica:

Misericordia y paciencia. La Biblia dice: “…todos han pecado y están privados de la gloria de Dios” (Rom.  3:23). Cualquier individuo es un pecador y Dios es misericordioso y paciente para que se arrepienta (Rom. 2:4). De igual manera debemos mostrar nuestro acercamiento al homosexual.   Este demanda comprensión tal vez por años.

Oración e información. Por supuesto oramos por la persona, porque solamente Dios sanará el corazón del pecador (Jn. 16:8) Sant.  5:16-20 Pero también el Espíritu Santo actúa a través de la Palabra (Hech 2:37) porque él es el Espíritu de verdad (Jn 15:26). Entonces es necesario que la persona sepa los datos bíblicos frente a su estilo de vida.   La Biblia muestra que la homosexualidad es muy ofensiva a Dios (Gen18:23-329).

Apoyo de la familia y de la iglesia. La familia es la base de ayuda mutua.  Dios creó a Eva para soportar a Adán (Gén. 2:20-22). El apoyo familiar es natural.   Pero también dentro del cuerpo de Cristo hay personas o organizaciones que ayudan: “… estoy seguro de que ustedes mismos rebosan de bondad, abundan en conocimiento y están capacitados para instruirse unos a otros” (Rom.  15:14).

Confiando que Dios es justo y el que justifica. No debemos ponernos locos de preocupación porque es Dios quien juzgará a la persona:   “todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo” (2 Cor. 5:109) También si la persona se arrepiente existe la seguridad de que él es perfecto en Cristo: “Dios es justo y, a la vez, el que justifica a los que tienen fe en Jesús” (Rom.  3:26) Entonces seguimos en confianza sabiendo que: “somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó” (Rom.  8:37).

David Ford. Evangelista

Deja tus comentarios