¿Cómo aconsejar a una familia cristiana que debe relacionarse con un pariente que abiertamente dice ser homosexual? 2da parte

50

El conducta homosexual, es pecaminoso; pero tal pecado es igualmente pecaminoso como cualquier otro pecado sexual (Romanos 1:18-2:11)    Cada sociedad genera su propia jerarquía de pecados. Sicosocialmente cada sociedad clasifica “pecado” entre los tolerable y lo intolerable. Pero, debe dictar el mundo (i.e., la cultura) lo que la iglesia debe entender por pecado?

  1. a) Por ejemplo, que tal si el líder de alabanza y su novia han estado teniendo sexo (tal pecado es tolerable, si pronto se van a casar)
  2. b) Otro ejemplo, el pastor cayó en adulterio (más o menos tolerable; más tolerable si es soltero el pastor o viudo, menos tolerable si es casado)
  3. c) Pero si el pastor cayera en pecado con un homosexual, el pecado es totalmente intolerable.

2)    Ante los ojos de Dios, considerando la evidencia bíblica, pecado es pecado. Es decir, no existe una jerarquía de pecados.

  1. a) ¡La iglesia debe considerar el pecado como algo serio y complejo! Hemos dejado de lado la reflexión bíblica sobre la problemática tan compleja del pecado.
  2. b) El pecado es tan complejo que Dios mismo en la persona de Cristo tuvo que manejar la problemática con un precio muy alto.

3)    Existe una diferencia entre el homosexual practicante, y el no practicante. Igualmente, que existe una diferencia entre un heterosexual promiscuo, y el heterosexual no promiscuo o célibe.

  1. a) El homosexual no practicante reconoce su inclinación de atracción sexual hacia personas de su mismo sexo, pero se abstiene o se mantiene célibe por temor a represión social, conflicto familiar, o por complacer a Dios.
  2. b) La prohibición bíblica contra el adulterio es más abundante, que la prohibición bíblica contra el homosexualismo. Pecado es pecado! Pero hemos tolerado unos pecados por encima de otros.
  3. c) La promiscuidad sexual tanto heterosexual como homosexual es igualmente pecaminosa y dañina en lo personal como en lo social.
  4. d) El divorcio es tan dañino como cualquier otro pecado de carácter social.
  5. i) Con el tiempo el divorcio lo hemos llegado a catalogar como “tolerable”

4)    El homosexualismo se ha convertido en un tema tabú en nuestras iglesias. Ahora nos encontramos en una coyuntura donde la sociedad nos pregunta y no sabemos cómo articular una respuesta como discípulos de Cristo.

  1. a) No sabemos cómo dialogar el tema con no creyentes.
  2. b) No hemos teologizado sobre el tema, no tenemos claro las perspectivas bíblicas sobre el tema. Algunos salen con versículos en tono legalista, y fuera de contexto.
  3. c) Leemos la biblia como directorio telefónico sin conectar su trasfondo histórico.
  4. d) Algunos cristianos no han sido discipulados para enfrentar su inmadurez en cuanto a temas de carácter sexual.
  5. e) Reproducimos los valores del mundo y caemos en pecado de homofobia, por luchar contra el pecado del homosexualismo.
  6. f) Entre los prejuicios contra los homosexuales, creemos que todos los homosexuales son personas perversas y malvadas por su inclinación sexual. Es decir, manejamos prejuicios que los homosexuales son promiscuos, tienen demonios, son pervertidos sexuales, se conducen de manera aberrante en sus prácticas sexuales, que no tienen cura, y que merecen ser discriminados.
  7. i) Sin embargo, también existen heterosexuales que son personas perversas y malvados en lo sexual. Igualmente hay heterosexuales promiscuos, que tienen demonios, que son pervertidos sexuales, que se conducen de manera aberrante en sus prácticas sexuales. En lo contrario, por ser heterosexuales, creemos que tienen cura, y que no merecen ser discriminados.

Osías Segura. Evangelista

Deja tus comentarios