“Ola de gloria” A punto de comenzar, afirman líderes pentecostales

0
32

Un gran número de líderes pentecostales predicen que la mayor cosecha de almas en la historia está por ocurrir. Miles de personas se reunieron en Toronto la semana pasada para preguntarle a Dios cómo pueden prepararse para participar de ese gran avivamiento.

El encuentro fue en la iglesia donde surgió el polémico movimiento conocido como “Bendición de Toronto”.

Muchos comentan que el próximo avivamiento mundial será como una enorme ola que se extenderá por toda la Tierra.

Entre ellos está John Arnott, avivalista que lidera el ministerio Partners in Harvest (Socios en la Cosecha). Él confeso a los presentes que tuvo una visión con una onda muy grande, que él compara a un tsunami.

Quien comparte la misma perspectiva es Heidi Baker, misionera que ayudó a iniciar miles de iglesias en Mozambique y diferentes partes del mundo. Ella comentó a la CBN News que también tuvo una visión sobre un gran movimiento, que llama “ola de gloria”.

Vi una ola y ella estaba llena de caras. Yo le pregunté ‘Señor, ¿qué es eso? ¿Aquellos que están volviendo a casa o los que están saliendo? “Yo vi que eran los rostros de personas que ama a Dios, venidos de toda tribu, lengua y nación, y que van hasta los confines de la Tierra, anunciando la gloria”, afirmó.

Muchos creen que el escenario para un avivamiento es imposible en el momento en que la incredulidad parece más común que nunca. Pero el profesor de teología Michael Brown dijo a la CBN News que él estudió varios movimientos avivalistas en la historia, y generalmente ocurrieron cuando parecía que el cristianismo estaba ‘muriendo’.

En los momentos en que todo el mundo despreciaba a la Iglesia, despreciaba a Dios, era entonces que el despertar espiritual ocurría, afirmó Brown. “Entonces realmente creo que ciertamente un derramamiento sobre todo el mundo se acerca.”

Brown recuerda que los cristianos han encontrado oposición por insistir en la verdad bíblica, no importa cuánto sea considerada “políticamente incorrecta”. “Necesitamos un nuevo bautismo de amor por este mundo pecaminoso y un nuevo bautismo de la imagen de Jesús en nosotros, para que podamos realmente ser como Él ante este mundo. Pero también tenemos que reconocer que la oscuridad siempre odia la luz “, argumentó Brown.

Deja tus comentarios