Bolivia: Evangélicos temen nuevo código penal, luchan para sacar al socialismo del poder

65

Durante los últimos diez años, los evangélicos bolivianos han buscado que el gobierno reconozca las iglesias protestantes. Desde 1985 hasta hoy, el número de evangélicos en ese país aumentó del 7,6% al 17%.

En 2009, Evo Morales separó al Estado de la Iglesia, pero la división no trajo el reconocimiento protestante. El crecimiento forzó una ley de libertad religiosa, aprobada en 2018, para dar a los protestantes un puesto en la sociedad boliviana.

El presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos de Bolivia, Munir Chiquie, dijo: “Por primera vez, las entidades religiosas tienen una identidad legal, con derechos de autodeterminación e independencia estatal”.

Pero el nuevo código penal boliviano ha vuelto a temer a los evangélicos.

El artículo 88 se asemeja a la evangelización al terrorismo y la trata, castigando con 12 años de prisión a quienes “capturan, transportan, transfieren, privan de libertad, reciben o acogen” con el propósito de reclutarlos para “participar en conflictos armados u organizaciones religiosas. O cultural”.

Con las elecciones presidenciales acercándose, los evangélicos bolivianos están reflejando a Brasil e intentarán elegir un presidente conservador para levantar a la izquierda del poder.

El pastor Humberto Peinado, de la Iglesia de la Familia Cristiana en Santa Cruz, dijo en una entrevista que el mundo está experimentando una “Primavera Cristiana” y que los evangélicos están ayudando a derrocar a los “socialistas populistas” de Brasil a los Estados Unidos. Unidos

La principal motivación de los evangélicos conservadores es el reconocimiento real de las iglesias protestantes, y las denominaciones evangélicas también están haciendo campaña contra la nueva ley de libertad religiosa, alegando que obliga a las iglesias a someterse al estado. Cortesia de Gospelprime

Deja tus comentarios