Científicos establecen el reloj del juicio final a 2 minutos de la medianoche

563

Científicos del Boletín de Científicos Atómicos, Ciencia y Seguridad han establecido el reloj del juicio final 30 segundos más cerca de dos minutos antes de la medianoche.

 “Hicimos la declaración clara de que sentimos que el mundo se está volviendo más peligroso”, dijo Lawrence Krauss, presidente de la Junta de Patrocinadores del Boletín y director del Proyecto Orígenes de la Universidad Estatal de Arizona en una conferencia de prensa el jueves. “El peligro de la conflagración nuclear no es la única razón por la que el reloj ha avanzado”.

Los mayores riesgos del año pasado surgieron en el ámbito nuclear”, añadió.

Corea del Norte pareció avanzar significativamente en 2017, aumentando el riego para ellos mismo, los otros países de la región y los Estados Unidos”

Anualmente, esta organización establece el reloj como una representación  visualmente de la probabilidad de una catástrofe global provocada por el hombre. Sin embargo desde 2007, también ha reflejado los peligros del cambio climático, como lo es también los nuevos avances en la ciencia de la vida y las industrias tecnológicas que podrían infligir un daño irreversible a la humanidad.

Lo más lejos que ha estado el reloj del juicio final de la medianoche fue en 1991, cuando la Guerra Fría terminaba con el colapso de la Unión Soviética. En ese momento, el reloj se estableció a los 17 minutos hasta la medianoche. La única otra vez que el reloj ha estado tan cerca como es actualmente es a la medianoche en 1953 cuando la Unión Soviética realizó su primera prueba de bomba de hidrógeno, sorprendiendo a los Estados Unidos.

El rabino Yosef Berger , de la Tumba del Rey David en el Monte Sión de Jerusalén, cuestiona la evaluación del Boletín de que la humanidad está a solo dos minutos de la medianoche del reloj del juicio final, señalando un arma espiritual secreta que mantiene a raya al Armagedón.

Mientras que el rabino Berger admite que el mundo seguramente no existirá para siempre, sostiene que los científicos están ignorando la capacidad espiritual del hombre para implementar cambios positivos en escenarios potencialmente graves.

“El mundo definitivamente terminará, y en esto están en lo cierto”, dijo el rabino Berger, citando el Talmud Tractate Sanhedrin que establece que el mundo existirá durante 6.000 años y será destruido en el año 7.000. “Pero el problema con este reloj científico es que no toma en cuenta la relación del hombre con Dios, que es un elemento esencial para el final de los días. Cómo sucede y exactamente cuándo depende de nuestro tshuva”.

“Si la última fecha posible para Moshiach llega solo con la oración correcta, llegará como dijeron los científicos; con una explosión horrible “, explicó el rabino Berger.

“Dios creó el mundo, y Él elegirá cuándo terminarlo. Somos socios en este proceso, pero no los maestros”.

Deja tus comentarios