El concepto correcto acerca de Dios

70

El concepto de Dios que demostramos tener en las situaciones de crisis determina el alcance de nuestro compromiso. Si pensamos que Dios nos fallará, que nos dejará solos, que su compañía no es segura, nunca tomaremos un compromiso significativo. Sería tonto que nos comprometiéramos con alguien irresponsable. Pero si nuestro concepto de Dios es que Él es seguro, firme, fiel y verdadero, entonces podemos comprometernos con seguridad.

Sadrac, Mesac y Abednego pudieron asumir su compromiso como era debido, porque tenían el concepto correcto acerca de Dios. Ellos le dijeron al rey: “¡No hace falta que nos defendamos ante su majestad” (Daniel 3:16-18). Su primer concepto acerca de Dios era que Él podía librarlos.

Luego continuaron: “Pero si nuestro Dios no lo hace así, sepa usted que no horraremos a sus dioses ni adoraremos a su estatua” (Daniel 3:18). Ellos comprendían que Dios espera que hagamos lo correcto, sin importar las consecuencias. Si tenemos este doble concepto de Dios, tenemos lo necesario para que nuestro compromiso sea verdaderamente firme.

Si podemos ver a Dios como aquel que espera que hagamos lo correcto sin importar las consecuencias, nos mantendremos firmes; Dios muchas veces nos dará sanidad y liberación y poder y unción, pero es solo la decoración de la torta. El concepto que tenemos de Dios marca una gran diferencia.

John C. Maxwell

Deja tus comentarios