Consejos bíblicos para la pareja cristiana

396

Nadie consigue un diploma de cómo ser buen esposo o buena esposa, porque el amor es un aprendizaje constante. Tal vez al principio uno se entretiene con la novedad de vivir juntos, de comprar cosas para la cocina, pintar el apartamento y buscarle un nombre a la nueva mascota. De cocinar juntos y terminar ordenando pizza porque la nueva receta no salió como lo mostraba el video. Pero a medida que pasan los días, nos enfrentamos con la realidad de vivir en pareja. ¿Cómo podemos crear bases sólidas para un amor duradero?

Es un camino. Cada día aprendemos a enfrentar los nuevos desafíos «juntos»… a tomar decisiones que beneficien a «los dos»… a dar generosamente no solo lo que uno tiene, sino «lo que uno es».

Es una vía similar al del discípulo que sigue a Jesús. Tanto el matrimonio como el discipulado deben ser guiados por la oración que nos ayuda a discernir la voluntad de Dios. Tanto en el matrimonio como en el discipulado demostramos el verdadero amor a través del perdón. Tanto el matrimonio como el discipulado tienen como fin último la entrega total de uno mismo, así como Jesús amó a su iglesia y se ofreció por ella en la cruz.

Porque nadie nace aprendido y Jesús es el único que nos puede enseñar lo que significa el verdadero amor. Recordemos hoy esos tres consejos bíblicos que nos ayudarán a mejorar cada día como pareja:

  • Ora
  • Perdona
  • da la vida

    Hora: 1 Tesalonicenses 5:16-18

    Estén siempre contentos. Oren en todo momento. Den gracias a Dios por todo, porque esto es lo que él quiere de ustedes como creyentes en Cristo Jesús.

    Perdona: Efesios 4:32

    Sean buenos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.

    Da la vida: Efesios 5:25

    Esposos, amen a sus esposas como Cristo amó a la iglesia y dio su vida por ella

Te invito a leer la Palabra de Dios para que, a través de ella, construyamos el verdadero amor en nuestras familias.

Deja tus comentarios