El crecimiento espiritual forja una actitud de humildad

1146

Es discordante decir que vivimos creciendo espiritualmente mientras somos orgullosos. Si lo que sabes de Dios es lo ideal, esa comprensión debe llevarte a reflejar lo que Dios es.

Dios exalta al humilde y tiene una compasión singular por él. Sin embargo, la misma Biblia enseña que Él resiste a los orgullosos (Santiago 4:6).

Es necesario seguir el ejemplo de Jesús: “Haya, pues, en ustedes esta actitud (esta manera de pensar) que hubo también en Cristo Jesús, el cual, aunque existía en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse, sino que Se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres. Y hallándose en forma de hombre, se humilló El mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz” (Filipenses 2:5-8).

Teniendo todas las posibilidades de haber nacido en un palacio, nuestro Señor vino a nacer en un pesebre, a morir por pecadores, y tener la peor de las muertes. Así nos dejó un ejemplo de compasión y humildad.

Deja tus comentarios