Dios todo lo puede

0
112

Cuando Dios propone hacer algo espiritual o sobrenatural nosotros los seres humanos nos inclinamos a pensar de acuerdo a nuestras limitaciones. Debemos entender que Dios no es hombre limitado, él es Espíritu y no hay nada imposible para él.

Puede que pienses que hay situaciones en tu vida (familia, economía, empresa, cuerpo) que son imposibles de cambiar, pero no necesariamente tiene que ser así. Las cosas pueden cambiar, si tan solo crees que pueden cambiar.

Seguramente hay un anhelo ardiente en tu corazón de que un milagro acontezca en esa área afectada de tu vida. Pero, el solo hecho de desearlo no es suficiente, tienes que saber cómo alcanzarlo.

Para lograr un milagro en tu vida, primero debes saber que estos están más allá de nuestros recursos naturales. El hombre necesita apoyarse en un ser más poderoso que él para poder llevarlo a cabo. Es imposible que por sí solo pueda lograrlo. Cada vez que vemos en la Biblia a un hombre de Dios hacer un milagro, Dios siempre ha estado allí.

Segundo, debes comprender que Dios quiere intervenir con un milagro en tus problemas, pero recuerda que siempre será como respuesta a tu fe. La fe en Dios y en su poder destruye los obstáculos que impiden ver los milagros. Si no hay fe los problemas seguirán allí.

Son muchas las personas que justifican sus fracasos al decir que Dios no está interesado en ellos. Creen que nacieron para ser unos derrotados y que eso de tener éxito no es para ellos, sino para un “grupito” escogido por Dios. Si eso fuera así, la vida entonces sería una interrogante, pues viviríamos siempre preguntándonos si somos de ese “grupito” o estamos fuera de él.

Estoy completamente seguro que lo que ha impedido ver grandes manifestaciones de Dios en la vida de muchos cristianos, es la falta de fe en sus vidas. Hay demasiada duda reinando en sus mentes. Están tan convencidos de que no pueden superarse en la vida que su cuadro mental no sabe si no pensar en conformismo y derrotas.

   Robert Vargas. Pastor, maestro y conferencista.

Deja tus comentarios