¡Como criar niños buenos en tiempos malos!

46

En un mundo tan cambiante como en el que vivimos, donde lo que antes era malo ahora se le llama bueno y lo que antes era bueno ahora se le llama malo. Donde el carácter y la dignidad moral humana han sido redefinidos. Donde todo es permitido como por ejemplo: el aborto, perder la virginidad, y sostener relaciones sexuales (con quien desees) antes del matrimonio, para nombrar algunos, ya no es un valor moral. Nuestros valores han sido tan desvirtuados y la identidad de los niños ha sido afectada. Como padres nos preguntamos ¿cómo criar niños en tiempos malos?

Nuestra misión como padres “NO” es criar a nuestros hijos para que lleguen a ser doctores, ingenieros o cualquier otra profesión. Nuestra misión es llevar a nuestros hijos a Cristo y Él los guiará a su destino perfecto. Un hijo consagrado a Dios es más importante que una carrera de estudios.

Como padres cristianos debemos entender que nuestros hijos no nacen cristianos y es nuestra responsabilidad enseñar el evangelio en casa. Nuestros hijos necesitan ser:

  • Evangelizados: llevados a los pies de Cristo predicándole el Evangelio de Jesús, y difundir el cristianismo en ellos comenzando en casa.
  • Discipulado: enseñarles a ser discípulos de Cristo, a seguir su enseñanza, obedecer a su palabra y confiar en Él.
  • Instruidos: Orientados con respeto a los peligros que puede enfrentar al escoger malas amistades, ver programas inadecuados para ellos, estar pendiente a su círculo de influencia que les rodea, ya sea de la escuela o amistades, los programas de Tv que escogen, internet y sus contactos de las redes sociales como “Facebook”.

Es muy importante como padres establecer reglas claras, precisas, y limites adecuados y justos para nuestros hijos. Los niños están tomando decisiones difíciles cada día y si no tienen límites claros y firmes, sus decisiones no siempre van a ser la opción más sabia. Cuando les enseñamos a los niños los debidos límites  y la moderación en las actividades sociales e individuales, esto en cambio les ofrecerá la estructura necesaria y la seguridad para ayudar en un desarrollo saludable.

Establecerte límites les proporciona a los niños orientación antes de que tengan una oportunidad de meterse en problemas, haciéndolos así más exitosos con la vida cotidiana.

Dios ha equipado a nuestros hijos con talentos y dones para el reino; mas lo niños tienen una necesidad de independencia e individualización. Cuando un niño tiene un fuerte deseo de explorar e investigar, sus parámetros deben ser establecidos para garantizar su seguridad mientras lo hace. Los adolescentes deben ser capaces de ser independientes, pero con una fuerte orientación de parte de los padres, deben ser más propensos a tomar decisiones inteligentes en situaciones difíciles, sin embargo, también necesitan la estructura, seguridad y la participación de los padres para llegar alcanzar su potencial.

Deuteronomio 6:1-9 nos da las instrucciones para criar a nuestros hijos. Observe lo siguiente; 6:2 “Para que tema a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tu hijo y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados”.

6:7 y las repetirás a tus hijos, y hablaras de ellas estando en tu casa y andando por el camino, al acostarte, y cuando te levantes.

Pastor Roy

Deja tus comentarios