Cristianos en República Dominicana hacen un llamado a la oración tras el paso del Huracán Irma.

538

La sociedad y concejos cristianos nacionales de San Cristóbal y Nieves hacen un llamado a la oración por las personas que podrían verse  damnificados por el paso del Huracán Irma.

Se cree que el Huracán pueda ocasionar daños severos a la propiedad y amenazar vidas. La federación  pertenece a los países bajo alerta por dicha tormenta.

“Como pueblo de Dios nuestra primera inclinación en tiempos de problemas y peleas, debe ser no fijar nuestra mirada en el desastre en sí, si no en el Dios que nos sujeta su presencia  recurrente por medio de esto. La oración es el mejor y más seguro remedio.  En tal caso, los organismos nacionales de la iglesia dicen este llamado a la oración por todas las iglesias, instituciones, familias e individuos. Oremos por la seguridad de nuestra nación” resalta el texto.

“Pidamos al Dios de nuestra vida, cuya presencia nos sostienen en cada situación, para situar nuestros corazones y llenar nuestras mentes con la realidad de sus promesas. A través de la oración, abramos nuestros corazones a la promesa y fe de dios” añadió.

La sociedad y concejos cristianos nacionales de San Cristóbal y Nieves hacen un llamado a la oración por las personas que podrían verse  damnificados por el paso del Huracán Irma.

Se cree que el Huracán pueda ocasionar daños severos a la propiedad y amenazar vidas. La federación  pertenece a los países bajo alerta por dicha tormenta.

“Como pueblo de Dios nuestra primera inclinación en tiempos de problemas y peleas, debe ser no fijar nuestra mirada en el desastre en sí, si no en el Dios que nos sujeta su presencia  recurrente por medio de esto. La oración es el mejor y más seguro remedio.  En tal caso, los organismos nacionales de la iglesia dicen este llamado a la oración por todas las iglesias, instituciones, familias e individuos. Oremos por la seguridad de nuestra nación” resalta el texto.

“Pidamos al Dios de nuestra vida, cuya presencia nos sostienen en cada situación, para situar nuestros corazones y llenar nuestras mentes con la realidad de sus promesas. A través de la oración, abramos nuestros corazones a la promesa y fe de dios” añadió.

Deja tus comentarios