¿Cuánta tristeza hay en la tierra?

53

Es mucho el dolor y sufrir, qué desesperación, señor tu pueblo desea partir, compartir a tu lado ese exquisito hogar donde no habrá tristeza, llanto ni dolor, la muerte no será más, nuestros rostros resplandecerán de alegría y felicidad, padre ¡no tardes!, ¡ven pronto!, ¡aparece ya!, tus hijos ansiosos están, tú me hablas papá: hija espera un poco más, no tengan ansiedad, tu comisión en la tierra no ha terminado, hay mucho por hacer a quienes salvar y rescatarlos de las garras del enemigo Satanás.

Quiero que toda mi creación me reconozcan y vengan a mi presencia, sé que estas cansada y abatida pero aquí está tu padre para levantarte y darte nuevas fuerzas, para que continúes la batalla y alistes a otros a trabajar en mi obra. Necesito ver frutos en mi pueblo, que sean valientes y decididos llenos de amor, fe, sabiduría, prudencia y autoridad en mí poder. Ustedes son mis hijos e hijas amados, no te detengas, continúa la marcha, sé que es dura y difícil, pero yo Jehová estoy contigo y te digo en esta hora anímate, alábame yo quitaré tú dolor y tristeza, yo Jehová te doy consuelo, quitaré tu quebrantamiento y tu herida sanaré.

Tienes un largo camino por recorrer, habrá obstáculos y muchas pruebas vendrán. Pero siempre te guardaré y mi espíritu te guiará si permaneces firme en mis mandamientos, cumple mis ordenanzas y haces mi voluntad la victoria obtendrás, será galardonada con una corona, brillará porque su oro fue pulido y purificado, mi hija amada lucha y no te dejes arrebatar lo que tengo para ti, pondré tu nombre en el libro de la vida y a mis ojos serás como una piedra muy valiosa y querida.

Deja tus comentarios
Compartir
Artículo anteriorProverbios 25: 3-17
Artículo siguienteResiste las pruebas