Deje de tomarse tan en serio

339

En mis seminarios, trabajo con una gran cantidad de líderes. Y he encontrado que muchos se toman demasiado en serio. Por supuesto, que ellos no son los únicos. A cada momento en mi vida me encuentro con personas que tienen demasiadas rimbombancias en sus actitudes. Necesitan alivianarse un poco. No importa cuán importante sea su trabajo, no hay razón para tomarse demasiado en serio.

Hace unas cuantas semanas, me encontraba en Australia enseñando liderazgo a un grupo de varios miles de gente de negocios. Y les estaba diciendo que la mayoría de nosotros nos creemos más importante de lo que realmente somos. Les dije que el día que me muera, uno de mis buenos amigos pastores hará un hermoso elogio y contara historias divertidas de mí, pero veinte minutos más tarde la cosa más importante que tendrá en mente será encontrar la ensalada de papas en la comida que se dará en mi memoria. Necesitamos tener un sentido del humor respecto a estas cosas, especialmente si trabajamos con personas. El comediante Víctor Borge lo resume así: “La risa es la distancia más corta entre dos personas”.

Si hay alguien que tiene razón para tomar su trabajo y a él mismo en serio es el presidente de los Estados Unidos. Pero es posible que personas que ostentan esta posición conserven el sentido del humor y su ego a raya. Por ejemplo, cuando a Calvin Coolidge le preguntaron si asistiría a la exposición del Sesquicentenario en Philadelphia, él dijo que sí.

¿Por qué va a ir, señor presidente? – le volvieron a preguntar.

Porque allí se van a exhibir piezas de museo – contestó.

Más recientemente, cuando George Bush le dijeron que una compañía pondría a la venta un juego de postales para niños de los presidentes de Estados Unidos, su  comentario fue: “Me gustaría saber cuántas postales de George Bush se necesitarán para cambiarlas por una Michael Jordan”.

Si su tendencia es tomarse demasiado en serio, tómese un descanso y déselo a las personas que lo rodean. Recuerde que la risa produce elasticidad.

John C. Maxwell   

Deja tus comentarios