Como desarrollar una mentalidad centrada en los puntos en común 3ra parte

80

Apertura: Dejaré que las personas entren en mi vida

Hace poco tuve el privilegio de compartir una cena con el ex senador y candidato a presidente por el Partido Republicano Bod Dole. Tuvimos una charla interesante sobre liderazgo, política y acontecimientos mundiales. Una de las cosas que le mencioné esa noche fue la buena impresión que me había causado la forma en que su esposa, Elizabeth Dole, manejó su responsabilidad de disertar en la Convención Republicana de 1996. Para sopesa de todos, se bajó del podio, caminó entre el público y dijo: “La tradición indica que los oradores de la Convención Nacional Republicana permanezca en este imponente podio. No obstante, esta noche quisiera romper con la tradición por dos razones: la primera es que me dirigiré a amigos, y la segunda, que hablaré sobre el hombre que amo. Por estos motivos, me resulta mucho más cómodo    hacerlo aquí abajo junto a todos los presentes. Elizabeth Dole encontró la manera de mostrarles su receptividad y generó un sentimiento de comunicación con su auditorio.

La comunicación tiene que ver justamente con la apertura que representa sentir comunión con los demás. De hecho, la palabra comunicación deriva del latin communis, que significa común, cuanto mejor lo hagamos, mayor será el potencial para una comunicación efectiva.

Esta tarea no le resulta fácil a nadie, pero Michelle Pack comprende que es necesaria. Según dijo: “Suelo escuchar a los demás durante horas, especialmente porque es lo que ellos quieren por sobre todas las cosas: que se les escuche. Sin embargo, dad mi historia de abandono emocional, me cierro y no comparto mi sentimientos con los demás. Como escribo y deseo comunicarme, este es el muro más alto que debo derribar” L relación siempre requiere que ambas partes se involucren y sean receptivas.

Simpatía: Me interesaré por las personas

Roger Ailes, un ex asesor de comunicación de presidentes, cree que el elemento mas influyente de la oratoria es la simpatía. Ailes opina que si les agradas a los demás, te escucharán, y si no les gustas, no lo harán. ¿De qué manera puede volverse simpática una persona? Lo logrará si se interesa por los otros. Las personas se sienten atraídas porque quienes se interesan en ellas. Cuando saben que te preocupas por ellos, te prestan atención. Cuando era pastor, solía explicarle este punto a mi equipo de la siguiente manera: a los individuos no les interesará cuánto sabes hasta que sepan cuánto te interesas.

Grace Bower me escribió para contarme una anécdota sobre su hija, Louise. Cuando era una joven estudiante universitaria en Auckland, Nueva Zelanda, sus amigos Victoria y Phil tuvieron a su primer hijo. Louise tenía una relación muy cercana con la pareja y quería hacer algo por ellos. Intentó ponerse en el lugar de sus amigos y se preguntó qué sería de mayor utilidad para unos padres primerizos. Entonces se le ocurrió que podría comprarles las provisiones durante las primeras seis semanas de vida del bebé, Adrew.

Todas las semanas, Louise pasaba a buscar la lista que confeccionaba Victoria y el dinero para las compras y se dirigía a la tienda. Además, era una persona muy atenta: si notaba que faltaba algún artículo importante en la lista, lo compraba porque sabía que lo necesitarían. Victoria y Phil estaban contentísimos y realmente sentían cuánto se interesaba Louise por ellos. Dos años después, cuando tuvieron un segundo hijo, Louise volvió a hacerles las compras. ¿A quién no le gustaría tener un amigo así?

Evoca a tus maestros preferidos, estoy seguro de que eran agradables. Piensa en cuales vecinos de la niñez recuerdas mejor. ¿No eran simpáticos? ¿Qué de tus compañeros de estudios o tus parientes? ¿Y del mejor jefe que tuviste? ¡Seguramente todos ellos eran agradables! Esta es una cualidad muy atractiva y provoca que el resto quiera establecer una relación contigo.

John C. Maxwell   

Deja tus comentarios