¿Después del casamiento se puede continuar con el noviazgo?

148

“Ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados” (1 Pedro 4:8). “Su marido también la alaba” (Proverbios 31:28) “La casada tiene cuidado de cómo agradar a su marido” (1 Corintios 7:34) “Amaos los unos a los otros en cuanto a honra, prefiriéndonos los unos a los otros” (Romanos 12:10).

Reviva las cortesías propias del noviazgo durante la vida de casados. Un matrimonio de éxito no ocurre por arte de magia: debe desarrollarse. No dé por sentado el amor de su cónyuge: expréselo o de otra manera, la monotonía destruirá el matrimonio. Ocúpese de que el amor crezca, de otra manera morirá y terminarán separándose. El amor y la felicidad no se encuentran procurándolos para usted mismo sino brindando a otros. Por eso, pasen tanto tiempo como sea posible haciendo cosas juntos, si se quieren llevar bien. Aprendan a saludarse con entusiasmo. Tomen momentos de descanso, coman, conversen y salgan a pasear juntos. No descuiden las pequeñas cortesías, y los pequeños actos que puedan realizar para animarse el uno al otro y para demostrarse afecto. Sorpréndanse mutuamente con pequeños regalos. Trate cada uno de sobrepasar el amor del otro. No retiren del matrimonio más de lo que depositan en él. El divorcio en sí mismo no es el principal destructor del hogar, pero sí lo es la falta de amor. Si se le da una oportunidad, el amor siempre triunfa.

Deja tus comentarios