Éxodo 9:21-31

57
  1. pero hubo otros que no la tomaron en serio, y los dejaron al aire libre.
  2. Entonces el Señor le dijo a Moisés: –Levanta tu brazo hacia el cielo, para que en todo Egipto caiga granizo sobre hombres y animales, y sobre las plantas de los campos egipcios.
  3. Moisés levantó su brazo[1] hacia el cielo, y el Señor envió truenos, rayos y granizo sobre la tierra. Hizo que granizara en todo Egipto,
  4. y el granizo y los rayos caían sin parar. En toda la historia de Egipto jamás había caído una granizada tan fuerte.
  5. El granizo destrozó todo lo que había en el territorio egipcio: destruyó hombres y animales, y todas las plantas del campo, y desgajó además todos los árboles del país.
  6. A pesar de eso, en la tierra de Gosen, donde vivían los israelitas, no cayó un solo granizo.
  7. Entonces el faraón mandó llamar a Moisés y Aarón, y les dijo: –Reconozco que he pecado. La culpa es mía y de mi pueblo, y no del Señor.
  8. Demasiados truenos y granizo hemos tenido y a, así que no voy a detenerlos más. Pidan ustedes al Señor por nosotros, yo los dejaré ir.
  9. y Moisés le contestó: –Tan pronto como yo salga de la ciudad, levantaré mis manos en oración al Señor. Entonces dejará de granizar y no habrá más truenos, para que sepas que la tierra es del Señor.
  10. Pero yo sé bien que ni tú ni tus funcionarios tienen todavía temor de Dios el Señor.
  11. Los sembrados de lino y de cebada quedaron destrozados, pues la cebada estaba ya en espiga y el lino estaba en flor.
Deja tus comentarios