Familia cristiana es perseguida y se niega a negar su amor por Dios “Estamos listos para morir, pues vamos al cielo”

145

Una familia de ex musulmanes está siendo perseguida luego de convertirse al cristianismo.

Sirazul Haque es el patriarca. Él tiene 48 años. Su esposa se llama Jorina, tiene 35 años. Ellos tienen un hijo y una hija.

El sufrimiento y la persecución que ha sufrido, esta familia que ahora sigue a Jesús devastadora.  La casa de Sirazul y Jorina llegó a ser incendiada por los propios vecinos. Además, sus hijos también sufren persecución. Ellos son constantemente víctimas de bullying en la escuela.

Pero las agresiones no se realizan sólo por sus vecinos. La propia familia los ha atacado. El hermano mayor de Sirazul y el sobrino amenazaron con matarlo varias veces, y buscan formas de hacerlo.

En la región, lo que impera es el islamismo y también el hinduismo. Y a pesar de toda persecución, se niegan a negar a Jesús. “Estamos listos para morir, porque sabemos que vamos al cielo”, subrayan.

Ellos piden oraciones a los cristianos por el mundo que se preocupan de aquellos que sufren por amor a Dios.

Deja tus comentarios