¿Noviazgo saludable?

0
63

Algunas características de un noviazgo saludable podrían ser:

Hay una profunda amistad entre los miembros de la pareja. Se disfruta de estar juntos, se comparten alegrías y sueños, pero también tristezas y dolor.

Cuando uno de los dos está pasando por una dificultad, recibe ánimo y comprensión del otro.

La comunicación es clara, natural y transparente; es posible expresarse sin temer a ser juzgado o criticado.

Se tienen ideales y valores espirituales en común, y ambos son fieles a Dios. No confíe en las promesas de cambio, lo que usted ve es lo que tendrá en el futuro.

Hay una completa satisfacción y comodidad en cuanto a quién y cómo es la otra persona. Para que la relación se desarrolle de forma sana, no es imperativo que se dé un cambio significativo de personalidad en ninguno de los dos.

Los cambios para mejorar la interacción en la pareja deben ser auténticos, producto de una reflexión personal, de una convicción madurada en el tiempo, pero no para complacer, porque esto es superficial.

Ambos piensan en la posibilidad de unirse de por vida bajo el vínculo del matrimonio. Una relación en la que uno de los miembros ha expresado claramente que no tiene intención de contraer matrimonio, no tiene ningún sentido, ya que es como una barca a la deriva, sin rumbo ni dirección.

Se ha desarrollado la capacidad de resolver conflictos de forma efectiva y razonable, y no se lastima al otro; se procura encontrar soluciones acertadas que proporcionen la mayor satisfacción a ambos miembros de la pareja.

Recuerde que, aunque usted ha crecido y tiene la responsabilidad y el criterio para decidir libremente, es bueno que escuche el consejo de sus padres y amigos más cercanos. El consejo sabio enriquece el juicio.

 

Deja tus comentarios