Ser fructíferos es divertido: LA FUENTE

36

En Juan 15:1-10, Jesús nos da los principios para una vida fructífera. Vamos a estudiar ésto juntos. Primero, nuestro potencial para una vida fructífera es limitado, debido al lugar de donde proviene. Jesús comienza diciendo: “Yo soy la vida verdadera”. Jesús es la fuente. Cuando comprendemos esto, comprendemos por qué Pablo podía decir: “Todo lo puedo en cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13). Damos fruto cuando tomamos de la frente correcta.

Un amigo mío comentaba el significado del pasaje de Miqueas 6:8 con su nieto de siete años: “¿Y qué es lo que demanda el SEÑOR de ti, sino solo practicar la justicia, amar la misericordia, y andar humildemente con Dios?” (Biblia de las Américas). El niño, que estaba memorizando los versículos, dijo: “Abuelo, es difícil ser humilde si uno realmente anda con Dios”. ¡Qué gran declaración teológica, dada por un niño de siete años! Cuando comencemos a captar siquiera un atisbo de los ilimitados recursos que están a nuestra disposición el poder de Dios es el mismo, entonces, y solo entonces, sentiremos la seguridad de que estamos plenamente equipados para hacer todo lo que Dios nos llame a hacer.

Entonces nos sentiremos como ese ratón que cruzó un  puente extendido sobre un profundo barranco, junto con un elefante. Mientras ambos cruzaban, el puente se sacudía mucho. Cuando llegaron al otro lado, el ratón miró a su enorme compañero y le dijo: “Vaya, ¡cómo hicimos temblar ese puente!, ¿no?

Hudson Taylor, el gran misionero a la China, dijo: “Muchos cristianos evalúan las dificultades a la luz de sus propios recursos, y por tanto, se atreven a muy poco, y siempre fallan. Todos los gigantes han sido hombres débiles que hicieron grandes cosas para Dios porque confiaron en su poder y su presencia estaría con ellos”.

Como David, que dijo: “La batalla es del SEÑOR” (1 Samuel 17:47), también nosotros debemos comprender que Jesús es la fuente donde se origina nuestro poder, y que podemos estar conectados directamente a Él.

John C. Maxwell

Deja tus comentarios