Génesis 7: 14-22 / 8: 1-3

41
  1. Para el día veintisiete del mes segundo, la tierra estaba ya bien seca.
  2. Entonces Dios le dijo a Noé:
  3. “Sal del arca, junto con tu esposa, tus hijos y tus nueras.
  4. Saca también a todos los animales que están contigo: las aves, los animales domésticos y los que se arrastran por el suelo, para que se vayan por toda la tierra y tengan muchas crías y llenen el mundo.”
  5. Entonces Noé y su esposa, y sus hijos y nueras, salieron del arca.
  6. También salieron todos los animales domésticos y salvajes, los que se arrastran y los que vuelan.
  7. Luego Noé construyó un altar en honor del Señor, tomó animales y aves puros, (2) uno de cada clase, y los ofreció en holocausto al Señor.
  8. Cuando al Señor le llegó este olor tan agradable, dijo: “Nunca más volveré a maldecir la tierra por culpa del hombre, porque desde joven el hombre sólo piensa en hacer lo malo. Tampoco volveré a destruir a todos los animales, como lo hice esta vez.
  9. “Mientras el mundo exista, habrá siembra y cosecha; hará calor y frío, habrá invierno y verano y días con sus noches.”

Génesis 8: 1-3

Pacto de Dios con Noé

  1. Dios bendijo a Noé y a sus hijos, con estas palabras: “Tengan muchos hijos y llenen la tierra.
  2. Todos los animales del mundo temblarán de miedo delante de ustedes. Todos los animales en el aire, en la tierra y en el mar, están bajo su poder.
  3. Pueden comer todos los animales y verduras que quieran. Yo se los doy.
Deja tus comentarios