Háblale De Sexo A Tu Hijo

1924

Hasta hace pocas décadas, los padres tenían más probabilidades de ser los primeros en hablar de sexos con sus hijos. Además, podían explicarles ese tema poco a poco, según las necesidades y la edad del niño.

Ahora todo es muy diferente. “Los niños están expuestos a mensajes de carácter sexual a un edad cada vez más temprana, y los programas infantiles tienen cada vez más contenido sexual” ¿Cómo afecta este cambio a los niños?

El sexo está en todas partes: “se encuentra en conversaciones, películas, los libros, las canciones, los anuncios y programas de televisión, los mensajes, los juegos, los carteles publicitarios, y las pantallas de teléfonos y computadoras están tan llenos de imágenes,  lenguaje e insinuaciones de contenido sexual  que muchos adolescentes, preadolescente y hasta niños, debe creer, quizás sin darse cuenta, que el sexo tiene  que ser […] lo más importante de la vida”. Escribe Deborah Hoffman en el libro Tall to me Frist.

La publicidad tiene parte de la culpa: Los anunciantes y  las tiendas venden ropa infantil provocativa, lo que hace que los niños  aprendan a darle demasiada importancia a su aspecto desde muy pequeños. “Los comerciantes saben que los niños quieren ser aceptados por sus compañeros, por eso se aprovechan de esa debilidad  dice el libro  -So Sexy So Soon-. Estas imágenes y productos con connotaciones sexuales no son para promocionar el sexo entre los niños, sino para motivarlos a comprar cosas nuevas”.

No basta con saber: Asi como existe una diferencia entre saber cómo funciona un automóvil y ser un conductor responsable, no es el mismo saber lo que es el sexo que usar ese conocimiento para tomar buenas decisiones.

Conclusiones: Hoy, más que nunca, es muy necesario que ayude a sus hijos para que puedan “distinguir tanto lo correcto como lo incorrecto” (Hebreos 5:14). Converse con su hijo lo que dice Dios, muéstrele lo escrito en la palabra, para que teman no lo que usted como padre dice, sino lo que Dios dice, asi pues el creerá que no son caprichos suyos.

Deja tus comentarios