Un hombre llamado “anticristo”. 1ra parte

44

El hombre más significativo (aunque maligno) que aparece en la tribulación, es el hombre comúnmente denominado como el anticristo. Las Escrituras se refieren a él mediante el uso de varios títulos diferentes que revelan algo de su carácter. Es interesante que el título que las personas usan casi siempre de él (el anticristo), en realidad, solo se usa una vez en la Biblia (1 Jn. 2:18). Sin embargo, el título en si es un buen título, porque dice algo significativo acerca de su carácter y sus intenciones.

La preposición griega anti, puede conllevar la idea de posición. Por ejemplo, si alguien está en contra de la formación de un sindicato laboral en su compañía, este podría denominarse antisindicato. El anticristo se opone totalmente al Señor Jesucristo y los propósitos. La misma preposición puede dar la idea de estar “en lugar de” o de ser un sustituto. Esto también se cumpliría en el anticristo, dado que parece que será el mesías sustituto de Satanás.

También se le conoce con otros nombres. En 2 Tesalonicense 2:3 se hace referencia a él como el “hombre de pecado”. Este título enfatiza su maldad personal al vivir fuera de las leyes establecidas por Dios. En Apocalipsis 13 y 17, se le denomina a menudo como “la bestia”, al considerarse salvajemente enemigo de Dios, y también podría sugerir su profunda depravación. En Daniel 7:8 se le llama “cuerno pequeño”. El Antiguo Testamento usó muchas veces este término para describir poder, como el de un rey. Aunque el término en sí no nos dice mucho acerca de él, Daniel 7 habla claramente de su orgullo, agresividad y hostilidad hacia el verdadero Dios.

Será un hombre de grandes habilidades, adiestrado exclusivamente por Satanás (cp. Dn. 7:8-26; 9:26-27; 11:36-45; 2 Ts. 2:3-10: Ap. 13:1-9; 17:8-14). Las Escrituras sugieren que será dotado de gran habilidad para liderar y resolver los problemas complejos que enfrentará el mundo, con la capacidad de tener las situaciones bajo control. Será inteligente, poseedor de un entendimiento en los asuntos políticos y económicos. Será un hombre militarmente poderoso y brillante. Tendrá una gran habilidad de oratoria, y esto, sumado a su astucia, le permitirá persuadir a multitudes para que lo sigan. Pero detrás de él esta Satanás, que le de habilidades sobrenaturales y la autoridad para dominar naciones. Las escrituras sugieren cuatro fases de su trayectoria en la tribulación.

Paul. N. Benware. Profesor de la División de Estudios Bíblicos de Philadelphia Biblical University

 

 

Deja tus comentarios