Un hombre llamado “anticristo”. 2da parte

42

La primera fase, en realidad, será previa al comienzo de la tribulación, cuando sea el líder de alguna de las naciones poderosas de Occidente. En Daniel 7, se cree que “el pequeño cuerno” (el anticristo) saldrá del imperio romano restaurado; lo cual significa que el anticristo saldrá del Oeste y no de Rusia, de Israel o de alguna otra parte del mundo. La unión de esta federación de naciones occidentales (un imperio romano restaurado) parece tener lugar desde el comienzo de la tribulación. Según Apocalipsis 6:2, al principio de la tribulación el anticristo sale a vencer. En Daniel 7:8 y 20 el anticristo vence a tres naciones y posiblemente subyuga otras seis. Es muy probable que se trate de mismo suceso. Si es así, el anticristo hace un pacto con Israel antes de ser gobernante del imperio romano restaurado. Esto sugeriría que cuando firme el pacto con Israel (que da inicio a la tribulación) será el gobernante de una nación; una nación suficientemente poderosa para garantizar la seguridad de Israel.

La segunda fase de su trayectoria tendrá lugar durante la primera mitad de la tribulación, cuando sea el gobernante del imperio romano restaurado. Durante su asunción al poder, se hará de enemigos que lo asesinarán casi en la mitad de la tribulación (cp. Ap. 13:3, 12, 14). Pero, gran asombro del mundo, volverá a la vida y se convertirá en el objeto de adoración (junto con Satanás).

Esta adulación mundial activará la tercera fase de su trayectoria, en la que gobernará (por cuarentena y dos meses) como el dictador del mundo (Ap. 13:5-7). Éste lanzará lo que cientos de déspotas tan solo soñaron: el dominio total del mundo. No parece que esta fase carezca de problemas, pero evidentemente tendrá serios problemas al final de la tribulación cuando el señor Jesús regrese.

La cuarta fase de su trayectoria es su derrota por parte de Cristo. Entonces se convertirá en el primer ocupante del lago de fuego (Ap. 19:20).

Paul. N. Benware. Profesor de la División de Estudios Bíblicos de Philadelphia Biblical University

 

Deja tus comentarios