Jair Bolsonaro sostiene que su decisión ante la ONU es guiada por la Biblia

64

A través de una reunión con líderes evangélicos en Rio de Janeiro, el presidente de Brasil Jair Bolsonaro, dijo que vota las resoluciones en la ONU siguiendo la Biblia.

Bolsonaro  dijo “Pasamos a votar allí, en la ONU, en cuestiones de los Derechos Humanos,  con respecto a Juan 8:32. Y de acuerdo con la verdad, entonces, por coincidencia, pasamos a votar con EE.UU. e Israel, además de otros países. La historia continúa”, sostuvo.

Esta declaraciones fueron echas  durante el consejo internacional de ministro evangelicos de Brasil  (CIMEB) que reúne aproximadamente a unos 20.000 pastotores de diversas iglesias de esta confesión de diferentes países,  liderada por por el lider evangelico silas Mlafaia.

“Falta fe en Brasil”

El ultraderechista, de 64 años, defendió el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y citó un versículo específico de Juan que dice: “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”.

En el evento participaron los presidentes del Supremo Tribunal Federal, Dias Toffoli, y del Senado, Davi Alcolumbre, y como invitado especial se encontraba el pastor estadounidense John Hagee, de la organización Cristianos Unidos por Israel.

“Quien decide donde está la capital o no de Israel es su pueblo, su gobierno y sus parlamentarios. Asumimos aquel compromiso y, obviamente, queremos cumplirlo”, afirmó Bolsonaro.

“Falta fe en Brasil para ser más parecidos a Israel. Nuestro compromiso es buscar la manera de transformar nuestro país en lo que es Israel. Miren lo que no tienen y lo que son“, agregó.

El mandatario brasileño comentó que durante su viaje visitó el Museo del Holocausto en Jerusalén. “Podemos perdonar, pero no olvidar. Es mi frase. Quien olvida su pasado está condenado a no tener futuro”, espetó.

Traslado de embajada

Bolsonaro ha dejado patente su determinación de estrechar lazos con Tel Aviv, pero el traslado de la Embajada de Brasil a Jerusalén, reconociendo así a la Ciudad Santa como capital de Israel, ha suscitado muchos cambios de opinión en él porque se ha visto presionado por la bancada evangélica y, por otro lado, por la industria agropecuaria.

Con esta decisión, los productores brasileños veían amenazadas las relaciones comerciales con sus socios árabes, de gran importancia para las exportaciones de carne. Finalmente, durante su reciente visita a Israel, el presidente se limitó a anunciar la apertura de una oficina de negocios en Jerusalén.

En su discurso ante los líderes evangélicos, Bolsonaro explicó que “por coincidencia” el miércoles pasado fue invitado por la ministra de Agricultura, Tereza Cristina, a un almuerzo con embajadores árabes.

“Son países que mantienen negocios multimillonarios con nosotros. Y en mi discurso, que no llegó a dos minutos, les dije que nuestras relación comercial sea fortalecida y, más aún, transformada cada vez más en paz, en armonía y amor”, subrayó. Con informacion de RT

Deja tus comentarios