La construcción del Tercer Templo marca el inicio de la soñada “paz mundial”

198

La novela Apocalipsis, que va al aire por la Red Record, desde el principio daba indicios de que seguiría la interpretación teológica conocida como “pre-tribulacionismo” como hilo conductor.

Esta línea, la cual es muy popular en Brasil, ve en las Escrituras un arrebatamiento de la Iglesia antes del Arrebatamiento, entendiendo que el reinado del Anticristo se dará durante siete años, siendo los primeros 3 años y medio de una falsa paz y los 3 años y medio siguiente de intensa guerra, dentro del período denominado “Gran Tribulación”.

En Apocalipsis, el Arrebatamiento ocurrió en el capítulo 56, exhibido el 6 de febrero. Fue el capítulo de mayor audiencia desde el estreno del folleto.

En el capítulo 72, aparecieron los “dos testigos”, que serían Moisés (Paulo Gorgulho) y Elías (Roberto Bomtempo) revividos y enviados a la Tierra para alertar al mundo de lo que estaba por venir. Al caminar en las calles de Jerusalén, anuncian a Jesús a los judíos y se enfrentarán a Ricardo Montana (el Anticristo, vivido por Sérgio Marone), aclamado como Mesías.

Este viernes, inició la fase de ascensión definitiva del Anticristo en su plan de dominio mundial. “Él va hasta una organización mundial (semejante a la ONU) anunciar la construcción del Tercer Templo en lo alto del monte del Templo en Jerusalén al lado de la mezquita conocida como Domo da Rocha.

La noticia recibe atención mundial y traerá la paz entre islámicos y judíos, formando parte de un plan que incluye el reconocimiento de Palestina como nación por el gobierno de Israel.

El tema se informa en todo el mundo y haría que se le indicara al Premio Nobel de la Paz. A lo largo de las próximas semanas, Ricardo organizará un encuentro con líderes religiosos, pero el rumbo de la reunión lo desagradará. El Anticristo decide dar órdenes para que hombres armados promuevan una matanza en el lugar. Después del atentado, el empresario fingirá desesperación y verá su popularidad aumentar con la falsa imagen de líder humanitario.

Ricardo, siempre con la complicidad de Stefano (Flávio Galvão), un tipo de papa, finge apoyar las predicaciones de los dos testigos, pero trama en secreto su asesinato. Mientras tanto, 144 mil judíos también serán sellados con la marca de Dios y, así, podrán predicar la palabra y convertir a miles de personas, en el mayor avivamiento de todos los tiempos.

Varios aspectos de la historia mostrada en la novela siguen interpretaciones que no son consenso entre eruditos, como el Anticristo ser un judío o la figura del “Falso Profeta” (Stefano) ser el “papa”.a pesar de varios temas presentados por la trama sirven para despertar la curiosidad de quien no conoce las profecías bíblicas. Contribuye a ello la opción de la Record en exhibir con frecuencia los pasajes de la Biblia relacionados con lo que se ve en la pantalla.

Fuente: Gospelprime

Deja tus comentarios