“La fe es la respuesta” afirmó el presidente Bush acerca de la oración en la Casa Blanca

24

El presidente 41º de los EE.UU no solía platicar sobre su fe, pero si tenía claro su importancia, especialmente en la Oficina Oval.  En el año 1992, en una entrevista con Pat Robertson de CBN, señaló que la fe es crucial para cualquiera que lidere el país.

“No creo que un ateo pueda ser presidente de los Estados Unidos”, indicó. “Cualquiera que no tuviera algo más grande que él mismo o ella misma la fe es la respuesta”.

El ex mandatario habló sobre las oraciones usuales que hacía antes de comer y de dormir junto a su esposa Bárbara. También estuvo de acuerdo con Robertson sobre la necesidad de hacerlo en la Oficina Oval.

Robertson recalcó que Abraham Lincoln dijo una vez que no podía manejar el trabajo, excepto sobre sus rodillas, y Bush respondió: “Sí, tienes que hacerlo”.

Manifestó: “Cuanto más estoy allí, más entiendo lo que Lincoln quiso decir, comprendo más la necesidad de tener algo que te sustente, que te dé más fuerza”.

Bush platicó de volcarse a la oración, especialmente en 1990, antes de ordenar el inicio de Operation Desert Shield en respuesta a la invasión de Kuwait por Irak. Esa operación requirió un aumento dramático en las tropas estadounidenses enviadas al Golfo Pérsico.

“Especialmente descubrí que en el momento en que tuve que hacer esto, ahora parece fácil, pero una decisión crucial para enviar a los hijos e hijas de otra persona al combate”, le dijo al entrevistador. “La decisión recae solo en el presidente para eso, solo el presidente, y ciertamente hubo tiempo y necesidad de orar por eso”.

 En el año 2007, habló sobre su espiritualidad durante una ceremonia de dedicación para la Biblioteca Billy Graham en Charlotte, Carolina del Norte.

“Siempre he visto mi fe como un asunto personal, un asunto intensamente personal y así es como estoy conectado”, expresó. “Sin embargo, no hay ningún secreto sobre mi relación con Jesucristo y, gracias a Billy, he llegado a entender esta importante relación de manera más profunda y significativa”.

El ataúd de Bush estará en la rotonda del Capitolio durante todo el martes para que el público presente sus respetos.

Bush murió el viernes en Houston a los 94 años.

Un avión presidencial designado como “Misión Aérea Especial 41” transportó el ataúd a la capital de la nación el lunes. El hijo mayor de Bush, el presidente George W. Bush, y otros miembros de la familia iban en el vuelo.

El miércoles a las 11 a.m., el presidente Trump y la primera dama asistirán a un funeral de estado solo por invitación para Bush en la Catedral Nacional.

Luego, el ataúd se enviará de regreso a Houston para un servicio en la Iglesia Episcopal de St. Martin el jueves, seguido de una ceremonia privada y el entierro en la biblioteca presidencial de Bush en el campus de la Universidad de Texas A&M en College Station.

Se conoció que será enterrado junto a su esposa Bárbara, quien murió en abril, y su hija Robin Bush, quien murió de leucemia en 1953 a los 3 años.

Fuente: cbn.com/mundocristiano

Deja tus comentarios