¿Cuál es la finalidad de orar en familia?

54

Se busca con la oración familiar lograr la madurez cristiana y humana para nuestros hijos y para nosotros mismos desarrollando nuestra propia vocación de padres cristianos en nuestra misión ineludible de ser transmisores de la fe y de los valores humanos. Esta madurez que consiste en vivir de  fe, de esperanza y de caridad, o sea: creyendo en Dios y creyendo en los que nos rodean, dándoles responsabilidades de acuerdo con sus capacidades, esperando todo de Dios pero con la esperanza puesta en marido, mujer, hijos, y amando a Dios y al prójimo de todo corazón, comenzando por los más próximos con los que convivimos.

Es importante recalcar que la oración familiar por muy perfecta que sea en sus formas, carecería de valor real, si no se propone y busca lograr la fe, la esperanza y la caridad asumiendo sólidamente estas virtudes en el seno de la familia para que su práctica en la sociedad sea un hábito personal exento de complejos como consecuencia de estar ordinariamente asumido y practicado de forma natural en el devenir familiar cotidiano. Eso sí, evitando totalmente que el núcleo familiar sea un ente cerrado en el que, como Pedro en la Transfiguración, tratemos de aislarnos del exterior por encontrarnos confortablemente instalados, sino que sea el lugar donde nos nutramos de sólidos criterios de humanismo cristiano  para afrontar el combate diario.

La oración familiar se debe realizar cada día y ha de ser atractiva por su cordialidad, por la comunicación  que supone el que, antes, después o en medio de las plegarias, cada cual tenga la libertad de expresar sus pesares,  problemas, necesidades, miedos y alegrías diarias. El clima ha de ser de tal modo distendido que los hijos puedan asumir los juicios constructivos y respetuosos de los padres y los padres recibir serenamente las sinceras críticas de los  hijos, tratando de ser coherentes con lo que tratan de inculcar. El que los padres tengan la humildad de reconocer sus propios errores delante de los hijos, es el medio más eficaz de ganarse el aprecio de los hijos y de reforzar el sentido de autoridad.

Deja tus comentarios