La hierva se seca, las flores se marchitan… Pero la palabra de Dios permanece para siempre.

155

Deja tus comentarios