La naturaleza del período de la tribulación

297

Una segunda línea de argumento a favor del postribulacionismo tiene que ver con la naturaleza del período de la tribulación. Algunos postribulacionistas opinan que la tribulación es la edad presente mientras que otros opinan que es un tiempo en el futuro. Aunque hay una diferencia significativa entre estos dos puntos de vista, los postribulacionistas concuerdan en que se prometió a la iglesia persecución y tribulación. La idea es que, dado que evidentemente se prometió  a la iglesia tribulación, es imposible decir que la iglesia será arrebatada antes del período de la tribulación.

Algunos postribulacionistas creen que por delante hay un tiempo de angustia sin precedentes, conocido como la “ira de Dios”; pero también creen que la iglesia será preservada en medio de este tiempo en el que permanecerá sobre la tierra.

La iglesia, entonces, será protegida en la tribulación (particularmente de la “ira de Dios”), pero no será retirada de dicho tiempo. Algunos postribulacionistas harán una distinción entre la ira de Dios y la irá de Satanás.

Una tercera línea de argumento que usan los postribulacionistas atañe a la naturaleza de la iglesia. Generalmente, los postribulacionistas no sostienen una clara diferencia entre la iglesia y la nación de Israel en el programa de Dios. Antes bien, tienden a incluir a creyentes de todas las épocas en la iglesia. Dado que se encuentran creyentes en el período de la tribulación, ellos concluyen que la iglesia evidentemente está allí también.

Este ha sido un concepto importante en el razonamiento del postribulacionismo excepto por la perspectiva más reciente de Robert Gundry. Si la iglesia se define como “los escogidos de todas las épocas”, no hay una buena razón para creer que estará ausente de la tribulación. Sin embargo, si hace una clara distinción entre la iglesia e Israel, entonces llega a ser más probable la perspectiva pretribulacionista. Esta es una cuestión importante para determinar la hora del arrebatamiento.

   Paul. N. Benware. Profesor de la División de Estudios Bíblicos de Philadelphia Biblical University

Deja tus comentarios