¡Lánzate!

278

Cuando nos encontramos al borde y no sabemos que hacer, escuchamos voces que nos pueden confundir…Pero al oir la voz de nuestro padre recobramos la confianza y entonces podemos lanzarnos en sus brazos.

Deja tus comentarios