¿Cómo logro un crecimiento espiritual permanente?

164

El propósito de Dios para nuestras vidas es que experimentemos crecimiento personal y espiritual. Nuestro amoroso Padre celestial conoce las dificultades que hemos enfrentado, pero valora nuestra perseverancia. Él nos ayuda en los momentos difíciles la cual atravesamos. Es necesario evaluar hasta qué punto hemos creído o reconocer si posiblemente nos encontramos en un período de estancamiento, que es el paso previo a una caída espiritual.

El cristiano debe avanzar a nuevos niveles de crecimiento personal y espiritual.

-La vida cristiana es un proceso cuya meta final es la madurez (perfección)

– Es necesario conocer los primeros fundamentos, no debemos quedarnos ahí, sino avanzar.

Dios espera que avancemos en estos niveles de crecimiento personal y espiritual.

-En el proceso de crecimiento, es esencial que perseveremos hasta alcanzar la madurez (Filipenses 3:12-14)

Perfección (hebreo Tamana; griego, KatarizoàAlgo completo en todos los detalles)

(Griego Teleiôà, Alcanzar una meta o propósito)

– El cristiano tiene tres niveles de perfección:

– Perfección posicional en Cristo (Hebreos 10.14)

– Perfección progresiva, que vamos logrando paso a paso (Filipenses 3.15, 16; 2 Corintios 7.1)

– Perfección plena: Cuerpo, alma y espíritu al final de los tiempos (Mateo 13:43; 1 Corintios 15:42, 43)

Deja tus comentarios