Mandamientos para la esposa

0
46

Con las tendencias culturales que tenemos hoy en día, a las mujeres cristianas les cuesta mucho sujetarse a Dios en el matrimonio y sujetarse al esposo. Esto lo vemos en muchas parejas cristianas que muchas veces no son un buen testimonio en su matrimonio. Las mujeres de hoy dominan en muchos campos, pero específicamente en el matrimonio han tomado la autoridad, observándose que es ella quien manda. Esto no está bien, es pecado.

La mujer debe estar sujeta a su marido. Efesios 5:22-24 Como la iglesia se sujeta a Cristo en todo así debe ser la mujer con su marido. Sujetarse es ser obediente. La palabra encierra el significado de sumisa. Lo mismo enseña 1 Pedro 3:1, colosenses 3:18 La palabra en todo es muy amplia siempre que no vaya contra la voluntad de Dios.

La mujer debe respetar a su marido. Efesios 5:33 En la actualidad la moda es que las mujeres cuando se refieren al esposo, se expresan mal de ellos. Y en el hogar no lo respetan. La mujer debe respetar al marido recordando el mandamiento de Dios.

Ser prudente, Podemos decir que la prudencia es la cualidad para vivir, comportarse, actuar y pensar con buen juicio, con una mente sana, en el caso nuestro, fundamentada y renovada en la palabra de Dios.

Ser castas: Castas tiene que ver con una conducta espiritual conforme a la palabra de Dios, respetuosa a Dios y al hombre.

Buenas: La palabra en si significa valiosas, virtuosas. Llena de buenas obras hacia su familia e igual hacia los demás.

La mujer debe cuidar del marido y del hogar. Tito 2:4-5  Proverbios 31:11-12 La esposa cristiana tiene la responsabilidad ante Dios de amar a su marido, de atenderlo, a ser prudente y cuidar de se casa. Ahora bien una mujer en la calle, no cumple muy bien su rol, si es por trabajo se justifica, pero si se la pasa en la calle por otras razones y no atiende a su esposo y a su casa no está bien.

 

Deja tus comentarios