Mayoría cristiana cree que tiene el deber de combatir la pobreza

312

La ONG cristiana Tearfund, que realiza un trabajo de acción social en diferentes partes del mundo encomendó una investigación al Instituto Barna sobre la relación entre fe y caridad.

La conclusión es que los cristianos ven un vínculo directo entre sus creencias y su “respuesta” a la pobreza. Cuatro de cada cinco cristianos (87%) dice que hicieron algo para amenizar la necesidad ajena el año pasado. Los índices son bastante superiores a la media de los no cristianos.

El hecho es que la mayoría de los cristianos cree que tiene el deber de combatir la pobreza. El levantamiento indica que los fieles son más propensos a donar para caridad (73% de los cristianos frente al 63% de la población en general); a donar comida, ropa, muebles u otros recursos para alguien con necesidades (el 49% de los cristianos contra el 40% de todos de la población en general).

Otro aspecto que llama la atención es la preocupación por el medio ambiente. Los cristianos también son más propensos a reciclar y preocuparse por “energía renovable” (39% frente al 35% de la población en general).

Oración y acción

Los nuevos descubrimientos apuntan que crecer en un hogar cristiano es un factor significativo en la postura de quien quiere mitigar la pobreza, incluso entre adultos que no frecuentan la iglesia.

Seis de cada diez (62%) que dicen preocuparse por la pobreza crecieron en una casa donde el cristianismo era enseñado. Esto resalta el impacto a largo plazo que la educación religiosa tiene en el cuidado con los pobres, aunque la persona actualmente no está involucrada en una iglesia.

Los datos también muestran que hay un número creciente de aquellos que ven un aspecto esencial a su fe para minimizar el sufrimiento ajeno. Ellos responden a la pobreza en todas las cinco dimensiones: donaciones financieras, oración por los necesitados, responsabilidad personal, defensa de políticas gubernamentales y cambios en su estilo de vida.

Deja tus comentarios