Musulmanes atacan a 200 familias cristianas después de falsas acusaciones de blasfemia en Paquistán

60

El pasado martes una turba de musulmanes enfurecidos atacó un vecindario luego una familia fuera acusada de dañar una copia del Corán, el libro sagrado del Islámico.  

Las acusadas son Sunaina Amjad, de 22 años; Sophia Amjad de 18 años; Soneha Amjad de 14 años; y Sophia Qamar de 30 años.

Riaz quien habría hecho tales acusaciones “dijo que las mujeres robaron una copia del Corán y lo arruinaron, sumergiéndolo en un recipiente de agua sucia”, contó Aslam Masih, quien fue testigo de los hechos.

Esta noticias fue espacia rápidamente, lo que ocasionó el ataque por parte de los musulmanes hacia el vecindario. De acuerdo los testigos, los radicales atacaron propiedades cristianas en el área y a la iglesia local.

El grupo armado también asesinó a mascotas a su paso y arruinó plantas y árboles de los vecinos.

Como resultado, cerca de 200 familias cristianas abandonaron sus hogares en busca de lugares seguros en la ciudad.

Masih le dijo a ICC que después que la policía investigara, se supo que Riaz fue quien robó la copia del Corán de una tienda local, y fue también ella misma quien sumergió el libro, arruinándolo.

Riaz y su esposo fueron arrestados, y confesaron que orquestaron toda la historia para inculpar a la familia Dildar.

“Las oraciones de los miembros de ICC se elevan en favor de las mujeres falsamente acusadas y de la comunidad cristiana de Farooq-e-Azam”, dijo William Stark, mánager regional de ICC en un comunicado.

La acusación hecha por Riaz refleja lo que se viene denunciando respecto a las leyes de blasfemia en Paquistán, las cuales son usadas como forma de abuso y castigo contra las minorías religiosas a manos de musulmanes.

Aquellos que caen bajo las acusaciones de blasfemia pueden llegar a enfrentar la pena de muerte o prisión de por vida.

Deja tus comentarios