No son las apariencias las que te hacen un hijo de Dios… Sino la actitud de tu Corazón

48

Deja tus comentarios