¡No lo hagas más!

137

Mis Hijos armados, es mucha la tristeza que me causa ver divisiones, contiendas celos entre mi descendencia porque soy un mismo Dios, soy su creador, ¿porque tantas doctrinas, disputas y controversias? ¿Por qué juzgan según la apariencia? Mi amor es para todo aquel que me sirve con verdadero corazón, no busco religión, busco amor, sinceridad, valor espiritual, pasión, deleite y temor a mí, su padre celestial. No dejen que el enemigo los haga caer en tentación de murmuración, te amo a ti como lo amo a él.

Ustedes miran lo externo yo miro hasta lo más profundo del alma. Tú no puedes conocer los más íntimos pensamientos del hombre, yo sí conozco sus pensamientos y sentimientos. Así como yo y mi hijo somos uno, deseo que todo mi pueblo unido esté en un solo sentir cuando te encuentres con tu hermano, no entres en pleito y disputas, acuérdate si lo haces me afliges el corazón, quiero que hables de mis hechos, de mis obras grandiosas, de cómo te he bendecido, de mi creación, gózate con tu hermano, gózate en mi poder, regocíjate en alabarme, que tus ojos no se detengan para mirar y criticar a aquel mi hijo, tu hermano por cómo va vestido o el calzado que lleva. Mientras te detengas en esto, tu vida espiritual va menguando, decayendo.

Aliméntate de lo infinito, lo divino, Libérate de lo que tú y yo sabemos que te está haciendo daño, de todo lo que te está estorbando a tu santidad y comunión conmigo, ven a mí, yo te ayudare, te sostendré y restaurare todo tu ser, te diré tus pecados son perdonados, ve y no peques más, pon freno a tu lengua, apaga el fuego de tus malos sentimientos y pensamientos, acuérdate, detente, no lo hagas más.

 

Deja tus comentarios