Oraciones escuchadas!! Es rechazada la legalización del aborto en Argentina

63

Este jueves el senado de argentina rechazó el proyecto de ley para legalizar el aborto electivo, lo que significó una derrota de un movimiento que viene más cerca que nunca, lograr despenalización del procedimiento.

Los legisladores debatieron por más de 15 horas, obteniendo 38 votos en contra, 31 a favor de la medida que pretendía legalizar el aborto electivo en las primeras 14 semanas de gestación.

Miles de manifestantes en apoyo y en contra de la legalización ocuparon  las calles de Buenos Aires. Los favorables al aborto usaban pañuelos verdes, que representan el esfuerzo para legalizar el aborto, mientras los opositores de la medida vestían azul claro. La manifestación ocurrió incluso bajo la fuerte lluvia y las temperaturas frías del invierno de Argentina y los manifestantes asistieron al debate en pantallas montados en el exterior del Congreso.

Tras la votación, pequeños grupos de manifestantes entraron en enfrentamientos con la policía, provocando un momento de tensión por lo cual, los cuerpos de seguridad respondieron con bombas lacrimógenas.

La Cámara de Diputados ya había aprobado la medida y el presidente conservador, Mauricio Macri, dijo que la firmar, a pesar de estar en contra del aborto, presionada por una ola de manifestaciones de grupos de mujeres.

En Argentina, el aborto sólo está permitido en casos de violación y riesgos a la salud de la mujer. Miles de mujeres, la mayoría de ellas pobres, son hospitalizadas cada año debido a complicaciones causadas por la realización de abortos.

Los defensores de la medida dijeron que legalizar el aborto salvaría la vida de muchas mujeres. El Ministerio de Salud estimó en 2016 que el país ve cerca de medio millón de abortos clandestinos cada año, con decenas de mujeres muriendo como resultado. La Iglesia Católica y otros grupos se opusieron, diciendo que la propuesta violaba la ley argentina, que garantiza la vida desde el momento de la concepción.

La posible aprobación de la medida estaba preocupando a cientos de médicos argentinos que se oponen al aborto por razones personales, como creencias religiosas o valores morales.

Hace unos días, los funcionarios de 300 hospitales argentinos salieron a las calles para protestar contra la medida, diciendo que temían ser detenidos si la ley se aprueba y se negó a realizar abortos después de la sanción de la propuesta. La tensión de los médicos pro-vida se basaba en la falta de claridad de la ley en cuanto a las penalidades previstas para los profesionales de salud quienes se opusieran al aborto.

“Los médicos no pueden trabajar bajo la amenaza de la prisión”, dijo María de los Ángeles Carmona, jefe de ginecología del hospital estatal Eva Peron.

Deja tus comentarios