Pastor habla sobre el aborto y dice “Los Cristianos no nos podemos quedar callados”

148

Mediante unos de los discursos dominicales el pastor David Platt aseguro que por crueldad  mundial, los cristianos no deben permanecer callados, pues ellos son la comisión más grande para hacer saber que hay que “juntar la santidad de la vida humana”, y así evitar ocultar el aborto.

Delante de sus asistentes en la iglesia McLean Biblie Church hizo saber mediante el siguiente citado la labor de los cristianos, Mateo 28, “Porque en un mundo que devalúa a los niños, Jesús dio el encargo a los cristianos de hacer discípulos, bautizándolos y enseñándoles, La Gran Comisión no fue un llamado claro y definitivo a sentarse y permanecer en silencio en un mundo de maldad”, expreso Platt.

Para el pastor, Jesús les mandaba a sus discípulos a “correr para necesitar, no alejarse de él; para comprometer a un mundo necesitado, no para que no le hagamos caso,  cuando uno tiene una visión adecuada de la Gran Comisión, Empieza a valorar automáticamente la vida. La primera y más fundamental manera en que podemos trabajar para los no nacidos es a través de la proclamación del Evangelio para ver que los corazones cambien para desear lo que Dios quiere. El poder del mensaje del Evangelio en sí mismo posee una carga dinámica que detona el deseo del corazón de abortar”, señalo.

De igual manera asegura que Dios dotado  a las iglesias con armas espirituales para el cuido de las progenitoras y sus hijos, aunque a la final la santidad ni empieza ni termina con los engendrados, de tal forma que es por ellos que la gran comisión cristiana están en la obligación de acusar todas las maneras de explotación y conocer los sufridos, tal como los creo Dios.

El presente escrito es una invitación al evento dado por la iglesia McLean para apoyar los viajes por la vida, “La Biblia nos dice que cada ser humano tiene dignidad y valor. Desde la vida más pequeña hasta el momento de nacer hasta los ancianos al final de la vida, desde los inmigrantes y refugiados hasta los traficantes contra su voluntad, toda la vida es preciosa para Dios. “Imagínese lo que se vería si los cristianos se unieran a los más vulnerables y defendieran a los que no pueden defenderse por sí mismos”.

Deja tus comentarios