Persecución: En Sudán sigue el arresto contra 5 pastores

270

Siendo un país con gran parte de personas islámica ha cerrado al menos cuatro iglesias en Khartoum durante este año, donde el gobierno pretende demoler otras veinte.

Así como ha sido el caso de estos cinco pastores en Sudán,  así como sucedió la semana pasada, según por supuestos “disturbios en contra el orden público”, y dijeron que los cristianos están siendo castigados por el gobierno a causa de predicar a musulmanes y por vivir bajo mandamientos del nuevo testamento.

Siendo el blanco varia veces, la iglesia de Cristo, que pertenece a una denominación reformada, tolerando el arresto de otros siete de sus líderes en un incidente. Los pastores fueron juzgados de no querer cumplir la orden del gobierno, donde demandaban poco liderazgo eclesiástico y se lo dieran a las autoridades.

 “El gobierno está usando la corte y la ley para perseguir cristianos que son pacíficos, y que llevan adelante su mandato de la Gran Comisión dejada en el Nuevo Testamento. Después de pasar 14 meses en prisión en Khartoum, fui liberado este año en enero, por falta de evidencia. Fui nuevamente arrestado este domingo sin ningún fundamento,” dijo el Pastor Kuwa Shamal, quien ha sido arrestado varias veces sin cargos en su contra.

ICC, un grupo de ayuda a cristianos perseguidos en el mundo, dijo que los cinco líderes cristianos eran de la “Iglesia de Cristo”, e incluía al Rev. Ayoub Matin, el evangelista Habail Abraham, el Rev. Ali Haakim, el pastor Ambrat Hammad, y Abdo Elbaya.

“¿Por qué este gobierno nos quiere obligar a rescindir el liderazgo de la Iglesia, para así poder formar un comité que la intervenga? ¿Qué crimen hemos cometido?” preguntó Shamal.

El Rev. Ayoub Tiliyan dijo que la persecución contra los cristianos se ha elevado desde el año pasado en el país africano.

Es muy inquietante ver que, el gobierno al que nos sujetamos, por el que oramos, y al que le pagamos nuestros impuestos, nos persiga y ataque solo por pertenecer a una fe diferente,” dijo Tiliyan.

volviéndose una regla con los años, con amenazas y ataques desde los últimos tres. Varias iglesias han sido destruidas, pastores detenidos y evangelistas amenazados para que dejen de predicar el Evangelio a los musulmanes”.

Además fundaciones en apoyo a  la iglesia perseguida, denunciaron  que niños cristianos del sur de Sudán, que están en campos de refugiados, son sometidos a decir oraciones del Islam a cambio de comida.

Deja tus comentarios