¿A pesar de las situaciones, siempre el divorcio es un pecado?

176

Cuando ambos eran cristianos nacidos de nuevo al momento de casarse, parece que no hay duda alguna. Los votos que tomaron eran un pacto que les obligaba, al quebrarlo solo por la muerte. Ellos fueron unidos por Dios en los lazos del matrimonio santo, tal como vemos en las declaraciones del Señor: “4 El, respondiendo, les dijo: No habéis leído que el los hizo al principio, varón y hembra los creó, 5 y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, se unirá (inseparablemente) a su mujer, y los dos serán una sola carne. 6 Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que unió Dios, no lo separe el hombre.” Mateo 19:4-6 (Paralelo Biblia, RV/Comentario Bíblico Amplificado). Pero yo creo que la Escritura permite una excepción en lo que concierne a “matrimonios mixtos” en los cuales uno de los individuos no son cristianos.

 Esta enseñanza del apóstol Pablo la encontramos en estos versículos:”12 Y a los demás yo digo, no el Señor, pues Jesús no discutió esto: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente de Cristo, y ella consiente en vivir con él, no la abandone. 13 Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone. 14 Porque el marido incrédulo es santificado (separado, retirado de la contaminación pagana y afiliado con el pueblo cristiano) en la mujer (consagrada), y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, paganos no bendecidos, fuera del pacto cristiano, mientras que ahora son santos.15 Pero si el incrédulo, de hecho se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana que queda sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios.” 1 Corintios 7:12-15 (Paralelo Biblia, RV/Comentario Bíblico Amplificado, énfasis mío).

Un cristiano nunca deberá casarse a sabiendas con un incrédulo. La Biblia se refiere a esto como un yugo desigual (2 Corintios 6:14) y debe ser evitado por los problemas obvios que traerá al matrimonio. Imagínese, si usted puede, un granjero tratando de arar un campo con un buey y un burro enyugados juntos. ¡El resultado sería cómico si no fuese algo tan serio! Y desafortunadamente, grandes números de cristianos con corazones rotos pueden testificar del estrago creado por los valores espirituales desiguales de tal asociación. Si usted es un cristiano y no casado en el presente, por favor ahorre esta agonía de alma alejándose de cualquiera que no conozca a Jesucristo como Señor y Salvador. Si está enamorado, dolerá  ¡pero no tanto como que si más adelante termina usted casándose! Si usted duda de la veracidad de esta aserción, solo hable con aquellos que ya han estado ahí… Sin embargo aún muchos se encuentran en esta misma situación. Su esposo(a) no es nacido(a) de Nuevo y el matrimonio es insoportable ¿Qué deben hacer? Bueno, los versos citados arriba enseñan que el cristiano de la pareja haga todo el esfuerzo de mantener unido el matrimonio, pero si la otra persona está empeñada de buscar un divorcio déjenlo ir. El pacto del matrimonio bajo el estándar divino de Dios no puede ser forzado en una persona no regenerada. Si ellos presentan divorcio, la mayoría de predicadores conservadores basados en el verso 15 arriba creen que el cristiano está libre en el asunto y puede volver a casarse sin cometer adulterio.

Deja tus comentarios