¿Podemos tener vida eterna?

1161

Nos muestra la Biblia un camino claro que nos conduce a la vida eterna.  Pero antes existen factores muy importantes, siendo primordialmente el hecho de que debemos reconocer que hemos pecado contra la voluntad de Dios. Si está bien descrito en Romanos capítulo 3 y el versículo 23 el cual indica que “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”. Todos los seres humanos en general hemos realizado cosas que desagradan a Dios y por ende nos hacen merecedores de castigo. Todos nuestros pecados van en contra de un Dios celestial y eterno; es por esa razón que si no nos arrepentimos solo bastaría un castigo eterno.

Si quiere reconocer a Jesucristo como su Salvador, repita esta oración: Dios, sé que he pecado contra ti y merezco castigo. Pero Jesucristo tomó el castigo que yo merecía, de manera que, a través de la fe en Él, yo pueda ser perdonado. Me arrepiento de mi pecado y sitúo mi confianza en Ti para mí salvación. Gracias por Tú sorprendente y maravillosa gracia y por Tú perdón el don de la vida eterna.  En nombre de Jesús, Amén.

Debemos recordar que al hacer esta oración o cualquier otra, no es suficiente para salvarle. Simplemente el confiar y tener fe en Cristo puede librarle del pecado y regalarle una vida eterna en el cielo. Esta oración es puramente una manera de expresarle a Dios su fe en Él y agradecerle por proveerle la salvación y vida eterna.

Deja tus comentarios