Preparación de la boda

328

Desde el momento en que se anuncia el compromiso, no solo los novios, sino las dos familias comienzan una etapa de mucha excitación para preparar el evento de unión, un evento tan relevante como importante y que cambiará sus vidas para siempre. Así, las dos familias, la del novio y la de la novia comienzan a preparar una celebración en la que todos quieren participar, disfrutar y bendecir a los novios.

Los preparativos de una boda pone patas arriba y en estado de emergencia a las familias de los novios. Las mujeres comienzan a entrar en un estado de abstracción en el que solo piensan en el vestido que se pondrán, qué zapatos, qué peinado, qué accesorios, maquillaje, etc. etc. Los hombres de las dos familias son llevados por el vendaval que han iniciado las mujeres, y reciben instrucciones sobre el protocolo, los trajes, las camisas, los chalecos, los zapatos, las corbatas o corbatones, etc. etc.

En la actualidad A el que más y el que menos, si no contrata los servicios de un o una “wedding planner” tiene que ser dicho en inglés para que surta efecto, nadie ha oído hablar de un o una planificadora de bodas– no estará a la última moda; sí, la moda, como no podía ser de otro modo también impacta las bodas. Si no lo ha vivido, seguro que lo ha podido ver en alguna película como “El Padre de la Novia” o alguna parecida. Nada de lo que uno imagina es lo que hay que hacer. Por supuesto el presupuesto no se duplica, se multiplica por diez no importa si hay para comer al mes siguiente de la boda– si lo ha vivido usted ya me entiende.

Los novios tienen que preparar el viaje de luna de miel, el coche o carroza que les llevará, el lugar donde se celebrará la boda, el color de las servilletas, el diseño de la tarta, los anillos. Y por supuesto el vestido de la novia, es el centro de atención, para que vaya “ataviada para su marido” Apocalipsis 21:2; el del novio pasa a segundo plano, pero no es menos complicado acertar con todo el protocolo. Los que van de acompañantes, como padrinos y madrinas, además de familiares de los novios, como las madres y los padres, tiene otra odisea para encajar en el protocolo elegido por los novios.

Y finalmente la boda se celebra en un instante de gran emoción que queda inmortalizado en miles de fotos y en el video oficial de la boda que todos verán después muchas veces.

Estoy seguro que en los tiempos de Jesús también las bodas llevaban mucho tiempo y dedicación para prepararse. Podemos leer sobre las vestiduras de la novia en el Cantar de los Cantares de Salomón.

Carlos Padilla. Evangelista

Deja tus comentarios