¿Los creyentes que han muerto he ido al cielo conocen lo que sucede en la tierra?

0
143

   El cielo será glorioso conoceremos a los santos de la Antigüedad. Caminaremos por las calles de oro y nos reuniremos con aquellos que amamos. Cuando entremos en el cielo, habremos cruzado la línea de meta con Aquel que revelará las historias aun no contadas.

          Piensa en la escena en Hebreos 12:1, que describe a los héroes de la fe que están ahora en el cielo: “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos… corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante”. Si bien no se nos da ningún detalle, el capítulo anterior de Hebreos nos da ejemplos de esa gran nube de testigos: los santos de la Antigüedad que corrieron la carrera de la fe y la acabaron bien. Obtenemos inspiración y fortaleza de su victoria final en la tierra donde testimonio de su en Dios y de la fidelidad de Dios para con ellos.

          Absolutamente nada está oculto a los ojos del Padre. La Biblia no nos dice si las almas en la presencia de Dios saben lo que sucede en la tierra; pero si nos dice que Él sabe lo que sucede en nuestras vidas. Nuestro deseo como creyentes no debe ser agradar a los hombres (Ga. 1:10), sino correr la carrera para agradar a Dios: “Por tanto, a ti, oh Jehová, Señor, mira mis ojos” (Sal. 141:8). Y Jesucristo observa cada uno de nuestros movimientos y conoce todos nuestros pensamientos. Cuán agradecidos debemos estar, por Él es nuestra fortaleza: “Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para él” (2 Cr. 16:9).

          ¿Nos gusta que los ojos del Señor nos vean? ¿Vivimos cada día sabiendo que el Señor de los cielos se fija en nosotros? Él no está esperando a que tropecemos, pero está ahí cuando eso sucede. Él busca nuestras lealtad: “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís” (Col. 3:23-24).

     Evangelista  Billy Graham

Deja tus comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here