Proverbios 23:23-35

159
  1. Compra la verdad y la sabiduría, la instrucción y el entendimiento, ¡no los vendas!
  2. El padre del hijo bueno y sabio tiene razón para estar feliz y orgulloso.
  3. ¡Haz que tu padre y tu madre se sientan felices y orgullosos!
  4. Pon toda tu atención en mí, hijo mío, y mira con buenos ojos mi ejemplo.
  5. Porque la mujer extraña, la prostituta, es como un pozo profundo y angosto.
  6. Se pone al acecho, como un ladrón, y hace que muchos hombres se pierdan.
  7. ¿Quién sufre? ¿Quién se queja? ¿Quién anda en pleitos y lamentos? ¿Quién es herido sin motivo? ¿Quién tiene turbia la mirada?
  8. El que no abandona jamás el vino y anda ensayando nuevas bebidas.
  9. No te fijes en el vino. ¡Qué rojo se pone y cómo brilla en la copa! ¡Con qué suavidad se resbala!
  10. Pero al final es como una serpiente que muerde y causa dolor.
  11. Te hará ver cosas extrañas, y pensar y decir tonterías.
  12. Te hará sentir que estás en alto mar, recostado en la punta del palo mayor,
  13. y dirás: “Me golpearon, y no lo sentí; me azotaron, y no me di cuenta; pero en cuanto me despierte iré en busca de más vino.”

Proverbios 24:1-4

  1. No tengas envidia de los malvados ni ambiciones estar en su compañía,
  2. porque solo piensan en la violencia y no hablan más que de hacer lo malo.
  3. Con sabiduría se construye la casa, y con inteligencia se ponen sus cimientos.
  4. con conocimientos se llenan sus cuartos de objetos valiosos y de buen gusto.
Deja tus comentarios