Proverbios 26: 6-25

171
  1. Confiar al necio un mensaje es cortarse los pies y buscarse problemas.
  2. No va lejos el cojo con sus piernas ni el proverbio dicho por un necio.
  3. Tan absurdo es atar la piedra a la honda como dar honra a los necios.
  4. Ni el borracho la espina siente, ni el necio el proverbio entiende.
  5. Arquero que apunta a todo el que pasa es quien da al necio trabajo en su casa.
  6. El perro vuelve a su vómito y el necio a su necedad.
  7. Más se puede esperar del necio que de quien se cree muy sabio.
  8. Para no trabajar, el perezoso protesta que en la calle hay un león al acecho.
  9. La puerta gira en sus bisagras y el perezoso gira en la cama.
  10. El perezoso mete la mano en el plato, pero luego es incapaz de llevársela a la boca.
  11. El perezoso se cree más sabio que siete personas que saben responder.
  12. Meterse en pleitos ajenos es agarrar a un perro por las orejas.
  13. Como un loco que lanza mortales flechas de fuego, así es quien engaña a su amigo y luego dice que todo era un juego.
  14. Sin leña se apaga el fuego, y sin chismes se acaba el pleito.
  15. Para hacer brasas, el carbón; para hacer fuego, la leña; y para entablar pleitos, el pendenciero.
  16. Los chismes son como golosinas, pero calan hasta lo más profundo.
  17. Baño de plata sobre olla de barro son las palabras suaves que llevan mala intención.
  18. El que odia, lo disimula cuando habla, pero en su interior hace planes malvados.
  19. No le creas si te habla con ternura, pues su mente está llena de maldad.
Deja tus comentarios