Proverbios 27: 16-27 / 28: 1-5

182
  1. Querer detenerla es querer detener el viento o retener el aceite en la mano.
  2. El hierro se afila con hierro, y el hombre con otro hombre.
  3. El que cuida de la higuera come los higos; el que cuida de su amo recibe honores.
  4. Así como las caras se reflejan en el agua, así también los hombres se reflejan en su mente.
  5. La muerte, el sepulcro y la codicia del hombre jamás quedan satisfechos.
  6. Al oro y la plata, el fuego los prueba; al hombre lo prueban las alabanzas.
  7. Al necio no se le quita lo necio ni aunque lo muelas y lo remuelas.
  8. Mantente al tanto de tus ovejas, preocúpate por tus rebaños, pues ni riquezas ni coronas duran eternamente.
  9. Cuando el pasto aparezca, y brote el verdor, y se recoja la hierba de los montes, de tus corderos tendrás lana para vestirte, de tus cabritos dinero para comprar terrenos y de tus cabras leche abundante para alimentarte tú y tu familia y todos los que estén a tu servicio.

Proverbios 28:1-5

  1. El malvado huye aunque nadie lo persiga, pero los justos viven confiados como el león.
  2. Cuando el país anda mal, los gobernantes aumentan, pero el buen dirigente sabe mantener el orden.
  3. El malvado que oprime a los pobres es como fuerte lluvia que destruye las cosechas.
  4. Los que se apartan de la ley alaban al malvado; los que la cumplen están en contra de él.
  5. Los malvados no entienden nada de la justicia, pero los que recurren al Señor lo entienden todo.

 

Deja tus comentarios