Proverbios 28: 6-19

228
  1. Más vale ser pobre y honrado que rico y malintencionado.
  2. El que cumple la ley de Dios es un hijo inteligente, pero el que anda con glotones es la vergüenza de su padre.
  3. El que amontona riquezas cobrando intereses, las amontona para el que se compadece de los pobres.
  4. Si alguno no quiere atender la ley de Dios, tampoco Dios soportará sus oraciones.
  5. El que lleva a los buenos por mal camino, caerá en su propia trampa; pero los hombres intachables recibirán lo mejor.
  6. El rico se cree muy sabio, pero el pobre e inteligente puede ponerlo a prueba.
  7. Cuando triunfan los justos, se hace gran fiesta; cuando triunfan los malvados, la gente se esconde.
  8. Al que disimula el pecado, no le irá bien; pero el que lo confiesa y lo deja, será perdonado.
  9. Feliz el hombre que honra siempre al Señor; pero el terco caerá en la desgracia.
  10. Igual que un león rugiente o un oso voraz es el malvado que gobierna a un pueblo pobre.
  11. El gobernante insensato aumenta la opresión; pero el que no es codicioso tendrá larga vida.
  12. El que ha cometido un asesinato no parará hasta caer en la tumba: ¡que nadie intente detenerlo!
  13. El hombre honrado será puesto a salvo, pero el perverso caerá en la desgracia.
  14. Al que cultiva su campo, hasta le sobra comida; al que anda con ociosos, lo que le sobra es pobreza.
Deja tus comentarios