Reciente investigación indica que el “Evangelio de la prosperidad” debilita la teología

255

Personas que escuchan las enseñanzas del conocido “evangelio de la prosperidad” se sienten más positivas, pero no están precisamente aprendiendo ningún contenido teológico, indica un nuevo estudio realizado.

La revista de Psicología de la Religión y Espiritualidad, de La Universidad de Toronto divulgó en un levantamiento sobre las enseñanzas popularizadas por predicadores como Joel Osteen, T.D. Jakes y Creflo Dollar. También de sus predicaciones disponibles en las redes sociales, asimismo poseen libros traducidos en diversos idiomas, lo que aumenta su influencia sobre personas de diferentes partes del mundo.

Nicholas M. Hobson, del Departamento de Psicología de la Universidad de Toronto, es uno de los autores del estudio, notó que el movimiento también llamado “teología de la prosperidad” y “confesión positiva cristiana” es “uno de los movimientos religiosos de mayor crecimiento”.

“El evangelio de la prosperidad surgió en la década de 1950. El boom de esos movimientos evangélicos de la prosperidad resultó de la popularización de los televangelistas. Los más influyentes hoy son Joel Osteen, Creflo Dollar y T.D. “Jakes”, testifica Nicholas.

“La doctrina central del evangelio enseñado por ellos es que Dios desea que los fieles sean prósperos financieramente. Las bendiciones materiales, por lo tanto, forman parte de la voluntad de Dios. Sólo que para beneficiarse de esas bendiciones, la persona debe (a) adoptar un pensamiento o discurso siempre positivo y (b) donar una cierta cantidad de dinero para la iglesia o ministerio “, dijo Hobson.

El estudio recuerda que “Usando términos como ‘semilla de fe’, la mayoría de los seguidores del evangelio de la prosperidad cree que hacer donaciones regulares para su iglesia les ayudará a cosechar una cosecha abundante en algún momento en el futuro.

Incitaciones a la predicación

Para la realización del estudio, los investigadores invitan a teólogos y ateos a atender un sermón sobre prosperidad, teniendo sus sentimientos medidos posteriormente.

“Al verificar el efecto positivo, descubrimos que el evangelio de la prosperidad ofrece un impulso de positividad, generando una sensación de bienestar, incluso entre el grupo de ateos. Esto comprobaría la idea de que el impacto del mensaje tiene más que ver con el bienestar del oyente que con sus creencias personales “, concluyeron los autores.

El levantamiento indica que “el éxito creciente del evangelio de la prosperidad como un sistema de creencias religiosas puede ser atribuido a sus experiencias positivas y excitantes, no a sus enseñanzas teológicas. El efecto sobre los sentimientos de los oyentes es innegable, pero no genera conocimiento teológico sobre la persona de Dios. Esto generaría un debilitamiento de la doctrina histórica de las iglesias evangélicas.

Los investigadores pueden concluir que “los mensajes religiosos sobre prosperidad aumentan el sesgo optimista y estimulan comportamientos financieros arriesgados”. Al mismo tiempo, “Irónicamente, su éxito como movimiento religioso creciente tiene menos que ver con sentir a Dios, y más con sentirse bien.

Christian Post entró en contacto con los ministerios de Osteen, Jakes and Dollar para comentar sobre el estudio

El portavoz de la iglesia de Lakewood, Donald Iloff Jr., recalcó que el mensaje de Osteen no es exclusivamente sobre ganancias financieras. “Caracterizar el mensaje con foco en la riqueza material es un análisis bastante superficial del mensaje de Joel”, argumentó el portavoz. “Él habla sobre un Dios que quiere lo que es mejor para usted, lo que podría incluir poseer un negocio de éxito”, recuerda. Además aseguró que Osteen rechazó la etiqueta de pastor de la prosperidad.

Los ministerios de Jakes y Dollar no quisieron emitir opiniones.

Fuente: gospelprime.com

Deja tus comentarios